Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Begoña Mollá Sanchis: "Los procuradores llevamos desde el año 2003 con los honorarios congelados"

La decana espera que «en un año o dos años, como mucho, haya expediente digital»

La decana del Colegio de Procuradores, Begoña Mollá. | MIGUEL ÁNGEL MONTESINOS

¿Qué objetivos se marca para su decanato?

A raiz de la pandemia uno de nuestros objetivos es que el procurador esté presente en el ámbito judicial porque a raíz de las restricciones empezamos a dejar de acudir a la sala de vistas, actos más restringidos. Se trata de volver a dignificar la figura del procurador. Tratar que el ciudadano justiciable conozca lo que es un procurador. Uno de mis principales objetivos es pelear y luchar por la conciliación laboral y familiar. Y hoy por hoy el objetivo principal es la modificación del real decreto por el que se aprueban los aranceles. Es la base de nuestra profesión.

¿Recurrir la eliminación de los topes mínimos de los aranceles es una crítica al libre mercado?

No es una crítica al libre mercado es una crítica a evitar la falta de calidad en la justicia. Porque cuando eliminas los topes de los aranceles, cuando pones unos aranceles de máximos desvirtuas la palabra arancel. Cuando pones un máximo y eliminas el mínimo el abanico entre el mínimo y el máximo es muy amplio. Y eso perjudica la calidad de la justicia. Eso criticamos. Desvirtuar la palabra arancel y perjudicar a la calidad. Eso supone una justicia de primera y una de segunda.

¿No beneficiaría a los usuarios porque permitiría ofertar servicios más baratos?

La gente está equivocada. El procurador no encarece la justicia. Porque el procurador sigue cobrando lo mismo desde el año 2003. Nosotros tenemos congelados nuestros honorarios desde el año 2003. ¿En qué profesión cabe que la gente tenga congelado su sueldo? En ninguno. La vida ha seguido aumentando. Hoy por hoy hay una inflación de más del cuarenta por cien pero nosotros seguimos cobrando lo mismo que en 2003 y hemos seguido dando la misma calidad en el servicio. Cuando eliminas un mínimo y pones un máximo puedes ofertar el trabajo por una cantidad inferior a lo que te corresponde. Y eso va a repercutir porque no va a compensar al profesional determinadas cosas para el justiciable. El expediente no se va a llevar igual porque si por un monitorio cobras 37 euros pero eliminas el mínimo, entre 0 y 37 el abanico es muy grande. Si puedes cobrar a cinco euros el monitorio la calidad no va a ser la misma porque no vas a cubrir los costes que te va a suponer ese procedimiento.

En el recurso al Supremo no hay unanimidad entre los Colegios, porque todos no lo secundan.

En España somos más de 9.000 procuradores, regidos por el Consejo General de Procuradores, que ha presentado el recurso que consideraba tenía que presesntar. Pero ha habido veinte colegios que entendemos que hay que hacer otro tipo de recursos. pero no somos los únicos. Cinco procuradores a nivel particular han presentado su recurso y otros 24 también. Nuestro objetivo es evitar a toda costa la palabra máximos en unos aranceles. Ese es el objetivo principal. Porque nosotros tenemos una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2016 que avalos aranceles de los procuradores tal como están hasta ahora.

¿Evitar la palabra máximos e incluir la palabra mínimos?

No. El tema está en que el arancel es el arancel. No hay ni un mínimo ni un máximo. Tienes que cobrar una cantidad. Los aranceles en aduanas son 100 €, no puedes decir te voy a cobrar 50 €. Queremos eliminar la palabra máximos y que se mantengan los aranceles actualizados a la vida real. Porque nosotros seguimos cobrando lo mismo que hace veinte años. Y la vida sigue subiendo y nosotros seguimos pagando despacho, tenemos hijos, familias. Seguimos trabajando y seguimos cobrando lo mismo. Y dando una calidad y un servicio a la justicia inmejorable. Somos esenciales porque a través de nosotros la justicia va más rápida y más ágil. Si no estuviéramos nosotros, el abogado debería atender su despacho, sus clientes, ir a los juicios, ver los expedientes, recibir las notificaciones. Detrás de un gran abogado siempre hay un gran procurador, porque hace fácil el trabajo al abogado.

¿Lexnet es el único sistema que funciona?

Depende. En territorio Ministerio de Justicia tenemos Lexnet. En Aragón y Cantabria funcionan con Avantius. La mayoría funcionamos con Lexnet, es el único sistema que tenemos.

¿Y funciona?

No. Nos han dado un Ferrari para una carretera secundaria porque sería muy útil para la justicia si Lexnet funcionara bien. Pero tiene contínuas caídas a nivel nacional. No funciona la mayoría de las veces la firma. Java cada dos por tres hay que actualizarlo. Tiene limitación de 30 GB en la presentación de documentos. No puedes presentar vídeos, ni audios. Es una plataforma que para nosotros es una incomodidad porque estamos sujetos a plazos procesales y si a las 14.30 se cae Lexnet no podemos presentar. Como tenemos un plazo tenemos un problema. Nos hace vivir al límite en muchas ocasiones.

Más los problemas de interacción con los programas Cicerone (juzgados) y Fortuny (Fiscalía).

Lexnet es el programa del Ministerio de Justicia, pero cada comunidad autónoma, sobre las que tenemos las competencias transferidas tenemos un programa de gestión. En la Comunitat Valenciana tenemos Cicerone, en Andalucía Adriano. Yo presento en Lexnet y ellos reciben en Cicerone. Eso hace que no haya conexión entre las dos plataformas. Y puede ocurrir que yo esté presentando escritos, como pasó hace dos meses, nos daba acuse de que estaba bien presentado pero a los juzgados no les llegaban. Los juzgados tampoco lo sabían. No hay una alarma que te diga: 'Cuidado que Lexnet está fallando'. Se dio cuenta un compañero al que le contestaron: "Se tiene por no contestada la demanda. ¡Pero si yo tengo mi acuse! -alegó-. Pero al juzgado no le había entrado. Falla muchísimo.

La Conselleria de Justicia llegó a adjudicar un concurso para instalar el programa Avantius, como en Navarra y Aragón.

Esa noticia la teníamos pero desconocemos por qué no se ha llegado a instalar el sistema Avantius. Yo lo he probado y me gusta. Funciona bastante bien.

O sea que el papel cero...

Sigue siendo una utopía. No existe en los juzgados. Sigue habiendo papel. Siguen imprimiendo. No hay expediente digital. Esperemos que en un breve espacio de tiempo haya expediente digital.

Defina breve.

Espero que en un año o dos años como mucho haya expediente digital. Los profesionales lo estamos exigiendo.

¿Qué les dicen desde la Conselleria de Justicia?

Que se está trabajando en poder instalar el expediente digital. Y me consta que se está trabajando en ello.

Han pasado siete años de Botànic pero no han conseguido cambiar el sistema...

Para mi la justicia está ahí, como abandonada... Aunque hemos mejorado muchísimo, de como estábamos a como estamos. Seguimos teniendo muchas carencias, pero espero que consigamos el expediente digital. Avantius lo tiene. Para nosotros sería un adelanto.

¿Cómo le gustaría ser recordada como decana?

Como alguien que ha trabajado por y para la profesión. Hoy por hoy tengo dos objetivos fundamentales. Pelear por el tema de la conciliación. Quiero que la gente sepa que el procurador es un profesional que no tiene derecho a nada. Nosotros seguimos trabajando estando enfermos, recién paridas, con nuestros familiares muertos y no podemos parar la justicia. No se nos pueden parar las notificaciones. Hay compañeros como uno, que falleció su madre, pidió retrasar las notificaciones y no se pueden parar. No podemos suspender juicios, cosa que los abogados sí que pueden. Uno de los principales objetivos a parte de los aranceles es pelear por una dignificación de la profesión y una mejora en la conciliación. Yo lo he sufrido en mis carnes. He ido a paritorios firmando una demanda, subiendo de paritorios y firmando otra demanda. No tenemos derecho a nada. Y eso genera mucho estrés. Hasta si tienes un cáncer de mama, recibiendo la quimio... Por que tienes compañeros que te echan una mano. Pero has de seguir trabajando, en el hospital de día, con el ordenador, presentando y notificando porque nosotros no podemos parar la justicia. No se puede paralizar. También quiero pelear por el arancel porque es importantísimo para nosotros. Porque lo que se está haciendo es degradar la profesión. El procurador va a trabajar por dos, tres, cinco euros y va a maltrabajar.

Compartir el artículo

stats