Una multitud de vecinos ha llenado esta tarde la iglesia arciprestal de Morella para acompañar al president de la Generalitat, Ximo Puig, y su familia en el funeral por su padre, fallecido el martes a los 92 años después haber empeorado su salud por la covid. El jefe del Consell estuvo arropado por prácticamente todos los miembros del Consell, salvo alguna excepción, como Arcadi España, que estaba en Madrid en el consejo de política fiscal y financiera. También acudió la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé. A Puig se le vio sereno pero visiblemente afectado al lado de su madre, Elodia Ferrer. No faltaron los amigos de toda la vida del exalcalde de Morella.

El funeral contó con la asistencia de muchos nombres conocidos de la política, especialmente del PSPV, con Joan Lerma, Joan Ignasi Pla, Ana Barceló, Sandra Gómez, Carlos Fernández Bielsa y Darío Moreno, entre otros. También representantes de la sociedad civil como el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana CEV, Salvador Navarro; el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, y el presidente de Baleària, Adolfo Utor, entre otros.

Puig además ha querido rendirle un pequeño homenaje a su padre en las redes sociales y ha publicado una fotografía antigua de su progenitor. En el texto que la acompaña, el president agradece a todas las personas que han asistido al funeral su compañía.