La ciudad de València vivió ayer de madrugada su noche más cálida desde 1937 con una temperatura mínima de 27 grados y el mensaje que lanza la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunitat Valenciana tras este episodio es contundente: «Aunque estemos en verano, aunque en verano haga calor, aunque las mínimas por encima de 20 grados sean muy habituales en el litoral de la autonomía en esta época, mínimas como las de la madrugada de ayer son poco habituales, rozan el extremo y superan ampliamente el valor normal».

De hecho, Aemet ha hecho una comparación con la evolución de las temperaturas más frescas en las noches de julio y en València se ha pasado de 21,5 grados el primer día del mes a 27 a cuatro días de empezar agosto. Este último valor es el más cálido registrado desde 1937 junto con el del 28 de julio de 2015, cuando también se situó en 27 grados la temperatura mínima nocturna. En este sentido y tal como explica Aemet, todas las mínimas superiores a 26 grados en València se han registrado en el siglo XXI. El️26 de julio de 2022 y 28 de julio de 2015 con 27; el️10 de agosto de 2019 con 26,9; el️7 de agosto de 2015 con 26,6; el 30 de julio de 2015 con 26,5 y el️8 de agosto de 2015 y 28 de julio de 2003 con 26,4 grados de mínima.

Los termómetros históricamente más altos se concentran en los últimos años, lo que ya indica la tendencia que se espera de ahora en adelante, tal como explican los científicos y especialistas en cambio climático.