Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos prevén un aumento de los siniestros en la segunda operación salida del verano

El estado de las carreteras y el envejecimiento del parque automovilístico son algunos de los factores que afectan a la seguridad vial | Asociaciones de automovilistas piden precaución a los conductores

Foto de archivo de una carretera con tráfico. Miguel Ángel Montesinos

La segunda operación salida del verano da comienzo este mediodía, sobre las 15 horas, y se alargará, según la Dirección General de Tráfico (DGT), hasta el lunes 1 de agosto, dejando un total de 6,9 millones desplazamientos en toda España. Con ella, llega también la necesidad de extremar las precauciones. "Nosotros, desgraciadamente, vaticinamos un incremento de la siniestralidad", afirma Mario Arnaldo, presidente de la asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Entre los principales factores de riesgo, Arnaldo apunta al aumento del volumen del tráfico. Después de dos años en los que los viajes en verano se han visto afectados por la pandemia de coronavirus, se espera un "gran número de salidas en vehículos en circulación". No obstante, según Arnaldo, no se van a alcanzar "cifras de movilidad anteriores a 2020". "Para el mediterráneo, prevemos una importante cantidad de desplazamientos, pero estamos en un momento de incertidumbre", indica.

El presidente de la AEA también se refiere al estado de conservación de las carreteras. "Venimos denunciando desde hace años que en España no se invierte lo necesario para su mantenimiento. Eso está afectando negativamente a la seguridad vial, especialmente a la de los más vulnerables, entre ellos los motoristas". Desde la asociación, ponen el foco en el estado de los firmes y la señalización vertical y horizontal.

Al respecto, la Asociación Española de Carreteras (AEC), en su estudio anual sobre el estado de conservación de las carreteras, alertaba sobre la situación de mantenimiento de las mismas. En la Comunitat Valenciana, precisan, los firmes se encuentran en una condición "deficiente", pero "considerablemente mejor" que la media estatal. "De cara a la operación salida, unas carreteras bien conservadas nos dan un mayor margen de seguridad", defiende Elena de la Peña, subdirectora general técnica de la AEC.

En este sentido, el director del Instituto Universitario de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial de la Universitat de València (Intras) y de la Cátedra SEOFER, Francisco Alonso, destaca que la situación de las carreteras valencianas "es susceptible de ser mejorada, pues hace falta más inversión en conservación, especialmente en firmes y señalización". Además, indica que si se cumplen las previsiones de la DGT, que estimaron 4,5 millones de desplazamientos por carretera en la primera operación salida, "cabría esperar más siniestros, pues se incrementa el riesgo, y la probabilidad de sufrir un accidente".

Falta de mantenimiento

Según los expertos, en este operativo va a incidir el envejecimiento del parque automovilístico y la falta de mantenimiento de los vehículos. "No estamos invirtiendo lo necesario", señala Arnaldo. Una cuestión que, Francisco Alonso, achaca al efecto de la crisis económica.

"Hay muchos conductores que no han utilizado tanto el vehículo para los desplazamientos diarios cortos, por lo cual tienen un desconocimiento absoluto de las condiciones en las que está el mismo si no lo revisan", detalla el director de Intras, quien también recuerda que aquellos que los han empleado para desplazamientos urbanos, menos exigentes, "han tenido menos oportunidades de advertir determinado tipo de fallos".

Sobre esto, la responsable Divulgación y Cooperación Institucional de la Fundación RACE, Nuria Alonso, asegura que, con una "edad media de los vehículos de más de 13 años", los conductores "se van a poder enfrentar, si no está bien equipado el automóvil, con una buena revisión y con unos niveles mínimos de mantenimiento, a quedarse tirados en carretera".

Precaución al volante

Asimismo, Nuria Alonso apuesta por la importancia de "acompañar y concienciar a los conductores de que este año necesitamos más atención que nunca, porque venimos de unas cifras que no están siendo muy óptimas y necesitamos conseguir el objetivo de 0 accidentes", expresa. Los expertos piden precaución en esta segunda operación salida del verano. "Las carreteras no son lo más importante, y no podemos escudarnos en ellas. Está más que demostrado científicamente que el factor humano es el principal responsable de la accidentalidad", declara Francisco Alonso.

Entre las recomendaciones, inciden en la importancia de planificar el viaje con antelación, revisar el vehículo y adecuar la presión de los neumáticos a la carga, que debe estar correctamente colocada, hacer las paradas necesarias para descansar y evitar la fatiga o el sueño, mantener una hidratación adecuada, utilizar los sistemas de retención correspondientes, respetar la distancia de seguridad y no precipitarse en los adelantamientos y poner especial al calor y la temperatura a la que llega el interior del coche, entre otros.

"El estrés producido por los atascos, a lo que podríamos añadir las lícitas emociones propias de esta etapa post-pandemia que vivimos, pueden contribuir además al incremento de los siniestros. Hace tiempo que en nuestras investigaciones las emociones intensas, indiferentemente de si son positivas o negativas, son enemigas de una conducción segura", concluye Francisco Alonso.

Compartir el artículo

stats