Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat pone el cartel de "se busca" ante la falta de espacio

Las conselleries se encuentran en pleno proceso de ampliar sus sedes ante la contratación de más empleados para los fondos europeos

Exterior del complejo administrativo 9 d’Octubre, sede de distintas consellerias. Germán Caballero

La Generalitat busca espacio. Bien para servicios administrativos propios de cada una de sus conselleries o bien para sus centros asociados. El choque entre socialistas y Compromís en el Ayuntamiento de València por la cesión del antiguo cuartel general del Alinghi al Servicio de Labora, dependiente de la Conselleria de Economía (regentada por los valencianistas) para instalar un Centro de Orientación, Emprendimiento, Acompañamiento e Innovación para el Empleo, es solo un ejemplo de que las actuales propiedades de la Generalitat parecen ser insuficientes para cubrir todas sus necesidades.

Economía ya ha encontrado su nueva ubicación con rifirrafe incluido. Pero no son los únicos que están en ese proceso de exploración para ampliar su metros cuadrados. De ahí que algunos de los departamentos autonómicos se encuentren colgando anuncios de "se busca". Podría ser en cualquiera de las habituales páginas web a las que acude cualquier hijo de vecino, pero la Administración tiene sus propios cauces y estos desembocan en el DOGV, instrumento habitual para estos menesteres.

Una de las últimas en unirse a esta pesquisa inmobiliaria es la Conselleria de Transparencia y Participación, como demuestra el diario oficial de esta pasada semana, una labor que ya habían iniciado Hacienda, Igualdad o Vivienda. El departamento que dirige Rosa Pérez busca un nuevo local donde poder ubicar "servicios administrativos". Fuentes de este aseguran que el incremento del personal funcionario tras la contratación de trabajadores para la gestión de fondos europeos y las labores del Consell de Transparencia deja una falta de hueco y hace necesario alquilar un nuevo lugar.

Base del Alinghi en la Marina de València. LA MARINA

La conselleria señala algunos requisitos de esta futura oficina en su anuncio. Entre ellos, que se encuentre en algunos códigos postales de València ciudad, más bien céntricos y cerca de la actual sede en el edificio de La Cigüeña, en el Paseo de la Alameda, y que cuente con entre 400 y 800 metros cuadrados. La distribución no es inconveniente más allá de necesitar luz y ventilación natural. Eso sí, "se valorará negativamente la excesiva compartimentación de espacios, pasillos pequeños y la situación de los locales bajo rasante".

Pero quedarse sin espacio y necesitar un nuevo establecimiento no es un caso único de Transparencia. En ese mismo proceso se han embarcado en los últimos meses (el último año y medio) hasta cuatro conselleries diferentes además del departamento encargado de la participación ciudadana. Todas ellas han recurrido al mismo mecanismo: un anuncio de "se busca" en el DOGV esperando recibir ofertas inmobiliarias.

Una de ellas es la Conselleria de Hacienda que justo hace un año también se encontraba en la recepción de ofertas para incorporar "servicios administrativos" a un nuevo local. En concreto, el departamento que hoy dirige Arcadi España y que en ese momento llevaba Vicent Soler buscaba una infraestructura de entre 800 y 1.500 metros cuadrados. El local debía estar enmarcado en un edificio de oficinas "consolidado", tener acceso "a pie llano desde el espacio público" y ubicado en el centro de la ciudad de València (códigos postales 46003, 46002 y 46001).

Competencia por extensión y ubicación a la petición de Hacienda le hace la Vicepresidencia segunda y Conselleria de Vivienda. El departamento que dirige Héctor Illueca publicó su anuncio en abril de 2022, hace apenas tres meses. Entre 1.300 y 1.500 metros cuadrados, "sin necesidad de ninguna obra de adaptación" y también en el centro fueron algunas de las características requeridas para unirse a la actual sede de la vicepresidencia. El objetivo es también destinarlo "específicamente a servicios administrativos" en uno de los departamentos que más fondos europeos pretende captar y, por ende, más empleados necesita.

Para ese mismo objetivo, el de situar allí a "servicios administrativos", también sacó un anuncio hace un año la Conselleria de Agricultura buscando local de unos 1.000 metros cuadrados "en València, en un lugar céntrico y muy bien comunicado por transporte público, lo más próximo posible a la sede de la conselleria". El departamento que dirige Mireia Mollà, sobre el que recae el área de Medio Ambiente, también será uno de los que más intensidad viva la gestión de fondos europeos.

Pero no solo para los servicios administrativos buscan las conselleries locales. También lo hacen para centros adscritos como en el caso de La Base y el Servicio Labora dependiente de la Conselleria de Economia. En este sentido, una de las que más está buscando es la Vicepresidencia y Conselleria de Políticas Inclusivas. Lo hace para ubicar un Centro de Evaluación de Personas con Diversidad Funcional, en la "zona centro" de la ciudad de València, también para situar los servicios centrales del Instituto Valenciano de Serveis Socials, un centro de día en Torrefiel así como la dirección territorial que busca en Castelló. Claro que una cosa es buscar, y otra encontrar.

Compartir el artículo

stats