Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sumisión química

Las enfermeras piden crear una figura específica para atender situaciones como las del pinchazo

El colegio profesional pide a Sanidad acelerar la puesta en marcha del nuevo protocolo y quiere estar presente en las reuniones con el sector del ocio nocturno

El interior de una discoteca.

El Colegio Oficial de Enfermería de Valencia (Coenv) ha reclamado al conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, que acelere la elaboración y puesta en marcha del nuevo protocolo específico para atender a víctimas de sumisión química y plantea asimismo que se contemple la enfermera de zona de ocio (o de discoteca) como figura para dar cobertura de cuidados a este tipo de atenciones.

Se trataría de una profesional sanitaria que estaría en los locales de ocio nocturno o en los alrededores para poder atender urgencias como pinchazos u otros incidentes y dar asistencia a las personas afectadas en el momento. "Posiblemente una profesional solo por analizar el pinchazo sabe si le han inyectado alguna sustancia o no.

Esto facilitaría las cosas y evitaría que se derivaran a situaciones de urgencia hospitalarias cuando no hubiera más riesgos, pues la afectada ya estaría atendida por una profesional", explica.

Al respecto del protocolo, señalan desde Coenv que se trata de un documento "imprescindible" tanto para las víctimas de estas agresiones (porque definirá cómo actuar en caso de que una mujer requiera de asistencia), como para los enfermeros y resto de profesionales sanitarios que deben velar por la salud de la población.

Por ello, pide que la guía llegue antes de que finalice el verano debido a la elevada concentración, durante el mes de agosto, de fiestas populares y festivales de música en las que se producen muchas aglomeraciones de jóvenes y que se amplíe el Protocolo de Atención Integral, Sanitaria y Judicial a Víctimas de Agresiones Sexuales de la Comunitat Valenciana, en vigor desde el año 2019, con la inclusión de la nueva realidad de estupefacientes que se utilizan para la sumisión química como el burundanga o el éxtasis líquido.

Una nueva figura

Desde el Colegio de Enfermería de Valencia se pide además que se contemple la enfermera de zona de ocio (o de discoteca) como figura para dar cobertura de cuidados a este tipo de atenciones.

Asimismo, el Coenv considera que la Enfermería debe estar presente en las reuniones de trabajo de formación con los empresarios del sector del ocio, además de participar en la definición del Plan Director para centros educativos (con la enfermera escolar) en los que se debe formar a los jóvenes y prevenir cualquier tipo de agresiones sexuales.

El Colegio de Enfermería de Valencia insiste en que son los enfermeros los profesionales que deben tomar las muestras para los análisis toxicológicos (con muestras de sangre y orina) y para detectar la exposición a material biológico.

Por ello, recalca que deben conocer de primera mano el protocolo, que también debe incluir profilaxis de posexposición (PEP) -tomar medicamentos contra el VIH dentro de las 72 horas posteriores a una posible exposición a hepatitis C (VHC), sida (VIH) y otras enfermedades que se puedan haber contraído por el estado de la aguja-. Asimismo, debe establecerse una coordinación muy estrecha entre los servicios sanitarios y los servicios judiciales para descartar situaciones de psicosis o bulos.

Compartir el artículo

stats