Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pescadores advierten de que no permitirán la extracción de arena frente a Cullera

El presidente de la Federación de Cofradías de la Comunitat Valenciana asegura que puede suponer el fin de un sector "ya muy castigado"

Imagen de archivo de los pescadores llegando a puerto con las capturas. | JOAN R. GIMENO

La decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de extraer 66,6 millones de metros cúbicos de arena del yacimiento entre Les Palmeres y Cullera ha soliviantado a la Federación de Cofradías de Pescadores de la Comunitat Valenciana, que anuncia medidas legales. Afirman que en caso de realizarse este proyecto por parte de la Dirección General de Costas podría significar la desaparición del sector de la pesca en Gandia, Cullera y València. 

Este plan presupuestado con más de 1.200 millones de euros, como ya avanzó Levante-EMV, tendría un plazo de ejecución de diez años. La extracción prevista en este nuevo plan se realizaría a unos diez kilómetros de la costa de Cullera a una profundidad de entre 60 y 80 metros, donde se encuentra el banco subterráneo. La decisión ha enervado los ánimos del sector pesquero el cual ya está bastante castigado y consideran que en caso de llevarse a cabo podría significar su final. Para Vicente Pérez, presidente de la Cofradía de Pescadores de Cullera, así como de las cofradías de Valencia, «lo que está preparando Costas puede significar el fin del sector por los grandes efectos que puede causar sobre el propio ecosistema y de las especies que allí habitan y que son las que mayor salida tienen actualmente en el mercado de las lonjas, como la sepia, salmonete o lenguado entre otras especies. No se ha tenido en cuenta para nada al sector pesquero nos hemos tenido que enterar por la prensa y por una circular que llegaba el día 1 de agosto a las cofradías cuando ya se abría el término para iniciar los trámites. Estamos hablando del caladero más importante para las cofradías de la provincia de Valencia».

Pérez ha querido remarcar que el sector «ya está lo suficientemente castigado como para que ahora se violente de la manera que se pretende hacer, uno de los caladeros más importantes en los que trabajan las tres grandes cofradías de pescadores de la provincia de Valencia es decir Gandia, Cullera y la propia Valencia. 

«El sector ya está prácticamente trabajando a pérdidas. A la crisis del gasóleo hay que sumar la caída del precio del pescado en la lonja, que es cada vez más bajo, y a esto tenemos que añadir que de los 220 días de pesca que se tenía hace cuatro años ahora se ha reducido de forma drástica hasta 165 debido a la nueva normativa europea de pesca», apunta.

Colectivo que agoniza

Pérez, muy contrariado, afirmó a este periódico: «Se están tomando medidas que afectan de forma directa al sector pesquero sin tener en cuenta la opinión de los trabajadores del mar». «El sector de la pesca está agonizando y lo peor de todo es que con esta medida de extraer 66,6 millones de metros cúbicos de arena, se puede poner la puntilla al sector», comenta.

Vicente Pérez afirmaba que el mismo lunes, nada más recibir la circular en la Federación de Cofradías de Pescadores de la Comunitat Valenciana, «se puso rápidamente en conocimiento del gabinete de abogados nuestro, para que se tomen las medidas oportunas, no descartando, en la actualidad, ningún tipo de acción de presión, más allá de las acciones legales que correspondan, para intentar evitar que está extracción de 66 millones de metros cúbicos de arena se lleve a cabo. El futuro de la pesca en la provincia de Valencia está en juego».

Los pescadores piden que los ecologistas se pronuncien de forma clara por como puede afectar esta extracción de arena a la pesca en el litoral valenciano. Y recuerdan que hace unos años se hizo una extracción parecida en un banco de Oliva y en la actualidad el mismo se ha convertido en un pozo lleno de basuras. Las redes salen sucias, aseguran.

Compartir el artículo

stats