Policía Nacional y Guardia Civil han registrado este fin de semana catorce denuncias en toda la Comunitat Valenciana de jóvenes que referían haber sufrido pinchazos en entornos de fiesta u ocio nocturno. Al menos son las cifras con las que ahora cuenta la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana. "Más o menos ha habido unas catorce denuncias ante la Policía Nacional y la Guardia Civil este fin de semana según los registros aportados", ha apuntado esta mañana la delegada, Pilar Bernabé.

En todos los casos, y según la delegada, las denuncias son de personas que creen haber recibido un pinchazo dentro de la oleada de notificaciones de este tipo que se están registrando estos últimos días. "En algunas se concluye que hubo pinchazo, en otros casos no o en otros quemaduras", ha explicado Bernabé que ha incidido en que, por ahora, en ninguno de los procedimientos abiertos y en los que se ha aplicado el protocolo previsto se ha detectado "que se hubiera inoculado ninguna sustancia" ni que hubiera habido ningún tipo de agresión sexual o robo vinculado a este pinchazo previo.

Estas denuncias se unen a las decenas de atenciones a jóvenes por sospecha de pinchazos que se han registrado en los últimos días en centros de salud y hospitales. Solo en el de Dénia, por ejemplo, este fin de semana han atendido a una decena de jóvenes que habían notado haber sido pinchadas en entornos de ocio nocturno. En algunos casos, hay víctimas que sí acusaron síntomas posteriores al "picotazo" como mareos o sensación de euforia o letargo, aunque en otros no se refería ninguno más allá de la "picadura", que es visible en muchos casos.

Por parte de Delegación del Gobierno, Bernabé ha recordado que tanto los miembros de Policía Nacional como de Guardia Civil disponen ya de un protocolo interno de actuación ante estas situaciones que incluya una atención a la víctima para que sea atendida lo más pronto posible en un centro médico pero también alertar a los dueños o trabajadores si la agresión se registra en un local para intentar identificar al agresor.

"Se está trabajando de forma directa con los organizaciones de eventos como los festivales de música como el Medusa para hacer una campaña específica en este sentido", explica Bernabé que recuerda que los controles de entrada en estos eventos "son exhaustivos". Además, y ante la proliferación de fiestas de pueblos que hay este mes, y que se intensifican con la llegada de la fiesta del 15 de agosto, Bernabé ha insistido en los refuerzos de efectivos con los que cuenta la Policía Nacional y la Guardia Civil "coincidiendo con la campaña de verano".

Protocolo específico de Sanidad

Por otra parte, la Conselleria de Sanidad ha anunciado que va a presentar un protocolo específico de actuación para este tipo de denuncias para que los profesionales médicos sepan qué hacer en consulta o en los servicios de urgencias y cómo atender a las víctimas y realizar la recogida de muestras forenses. La Comunitat Valenciana ya dispone de un protocolo de atención integral a víctimas de agresión sexual que prevé los casos de agresiones en los que ha habido sumisión química.