Noches tórridas, tropicales y ecuatoriales... en definitiva noches donde dormir se hace casi imposible por culpa del calor. Da igual que haya ventilador o abras las ventanas, es imposible dormir. La Comunitat Valenciana está sufriendo uno de los episodios más continuados de calor de los últimos años y el número de noches con temperaturas por encima de los 25 grados se ha triplicado. El resultado: noches largas en las que conciliar el sueño se hace bastante difícil.

Aunque estas olas de calor están afectando a todo el territorio y ni un municipio se escapa de la influencia del aire sahariano y el calentamiento global que está experimentando el Mediterráneo, lo cierto es que todavía quedan algunos paraísos donde dormir a pierna suelta en pleno agosto es posible. Son los pueblos valencianos con las noches más frescas. La excepción entre tanta noche sofocante donde todavía incluso echas en falta una sábana para taparte de madrugada porque los termómetros bajan más de lo esperado.

Chelva es uno de los oasis térmicos con las mínimas más bajas de la Comunitat Valenciana en los últimos días AGUSTI PERALES IBORRA

¿Dónde están los pueblos con las noches más frescas?

Aunque por el día el calor afecte a todos por igual, lo cierto es que por la noche la cosa cambia. La diferencia térmica entre el día y la noche, que en la costa apenas permite que las mínimas nocturnas bajen de los 25 grados, se note más en algunos puntos del interior o municipios situados a gran altitud. Aquí no hace falta ni aire acondicionado ni ventilador.

Mientras que el domingo en València capital la temperatura mínima no bajó de los 24,5 grados, los datos recogidos por la Agencia Española de Meteorología (Aemet) dejan claro cuáles son y dónde están los oasis térmicos donde pese al calor que registran de día, la temperatura cae en picado durante la noche.

En la provincia de Valencia, por ejemplo, Chelva registró unos confortables 16,5 grados centígrados. En Utiel y Requena, también se puede conciliar mejor el sueño, con temperaturas medias nocturnas que rondaron los 16,3 grados. Algo más fresca fue la noche en el Pinós, en Alicante, con 15,2 grados de media.

Municipios con las mínimas más bajas del fin de semana

  • Villena: 13,4 grados.
  • Ademuz: 13,6 grados
  • Vilafranca del Cid: 13,7 grados
  • Fontanars del Aforins: 14,5 grados
  • El Pinós: 16 grados
  • Utiel: 15,5 grados