Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat busca jefe de operaciones en Ciudad de la Luz por 300.000€ en dos años

La SPTCV saca a licitación un contrato de dirección para relanzar el complejo cinematográfico

Los platós acumulan decorados utilizados durante el rodaje de la película Asterix en los Juegos Olímpicos. ANTONIO AMORÓS

La Generalitat quiere huir de los experimentos en el renacer de Ciudad de la Luz. La Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), que dirige el complejo cinematográfico ubicado en Alicante, pretende avanzar sobre seguro y, con ese objetivo, se ha lanzado a la búsqueda de perfiles solventes que contribuyan a trazar la hoja de ruta para vehicular la vuelta a los rodajes. Profesionalizar la gestión de los estudios es el paso previo a relanzar la actividad y lo primero que se busca es un director de operaciones que sea experto en el negocio. El sueldo que se pagará al profesional o a la empresa que asuma el reto es muy jugoso: más de 294.000 euros por una prestación de servicios de dos años. Claro que los requisitos para acceder a la vacante son exigentes, en ningún caso al alcance de meros aficionados a la industria del celuloide.

El contrato que ha sacado a licitación la SPTCV allana el camino para que Ciudad de la Luz pueda volver a acoger producciones audiovisuales y cinematográficas. La Generalitat busca que, de cara a la nueva etapa, se apuntale el modelo de negocio con ciertas garantías. Al concurso público para contratar los servicios de dirección de operaciones de los platós pueden presentarse tanto empresas como profesionales individuales, si bien en el caso de tratarse de una mercantil deberá presentar a un candidato para el cargo con nombres y apellidos. En cualquier caso, deberá quedar acreditado el amplio conocimiento sobre este tipo de negocio para prestar funciones de asesoramiento. No obstante, Ciudad de la Luz estará gestionada de forma pública y directa, sin externalizar, tal y como se encarga de remarcar el director general de SPTCV, Antonio Rodes.

«Es un modelo diferente al que se aplicó en el pasado, donde el complejo fue externalizado y se perdió el control público. El contrato que sale a licitación busca profesionalizar la gestión de los estudios de cine a través de un contrato de prestación de servicios», destaca Rodes. Es, a fin de cuentas, lo mismo que se hace para la organización de la Volvo Ocean Race, es decir, fichar a un experto para la organización del evento, a alguien que conozca el sector para afrontar el reto con garantías, subraya.

Conocer a fondo las instalaciones

El pliego de contratación para la dirección de operaciones de Ciudad de la Luz recoge las funciones que se encomiendan a los aspirantes a ocupar este puesto. En primer lugar, se deberá realizar un análisis de las instalaciones y prestar asesoramiento en la configuración y diseño de la estructura, áreas o equipos necesarios para su adecuada explotación en condiciones de calidad, rendimiento y productividad, determinado asimismo las funciones de las distintas áreas y realizando una supervisión, evaluación y coordinación de los mismos. También, se le encomienda diseñar, definir y establecer los procesos, políticas y procedimientos para la explotación de las instalaciones; asesorar a la dirección general en el diseño y ejecución de las estrategias de los estudios; analizar las tendencias innovadoras y emergentes del sector audiovisual y de los estudios y espacios para la producción audiovisual para su aplicación práctica a Ciudad de la luz. Asimismo, se deberán de analizar las necesidades de los estudios y de los usuarios y clientes potenciales de los mismos, para diseñar y, en su caso, determinar la fórmula de implementar servicios auxiliares y complementarios relacionados con la producción audiovisual, como el diseño y producción de decorados, vestuario, efectos especiales, recursos de iluminación, vídeo y sonido así como posproducción. Se le confía igualmente la tarea de asesorar en el diseño e implementación de la estrategia de marketing y ventas nacional e internacional para atraer producciones cinematográficas, estableciendo metas de crecimiento del negocio así como vías de obtención de recursos; asesorar a la dirección general en el diseño y establecimiento de los presupuestos anuales del complejo o realizar investigaciones de mercado y análisis de la competencia.

Relanzar con éxito el complejo cinematográfico se ha convertido prácticamente en una obsesión para la Generalitat. Las instalaciones han permanecido clausuradas para realizar rodajes durante una década y hasta el pasado mes de julio, cuando la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea levantó las restricciones impuestas tras la condena por vulnerar la libre competencia. Lo hizo cinco años antes de lo previsto, lo que se traduce en que la Generalitat ha recuperado el control total sobre este complejo que, ahora, se intenta resucitar.

Compartir el artículo

stats