Las noches sofocantes se acaban. Al menos por el momento. A partir de hoy, las temperaturas nocturnas bajarán de los 25 grados, llegando incluso a los 21 o los 22 grados en ciudades como València o Alicante. En zonas del interior de la Comunitat Valenciana, además, volverá el fresco. El motivo: "una masa de aire fresca desde el Atlántico, asociada a una vaguada, que irá atravesando la Península y Baleares dejando un descenso generalizado de las temperaturas". Así lo explica Samuel Biener, investigador y divulgador en el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA).

"Parece que en la segunda mitad de la semana no vamos a tener noches ecuatoriales en la costa", confirma el experto. Aunque no descarta que se pueda producir alguna más en lo que queda de agosto. "Puede haber alguna más si tenemos otra ‘ponentà’, sobre todo en la costa, o si se nos acerca otra masa de aire muy caliente procedente del norte de África. Aunque el mar haya bajado su temperatura, todavía sigue siendo muy alta", asegura.

Lo que sí que se espera hoy son tormentas "que podrían ser fuertes en Valencia y Castelló precisamente por el paso de la vaguada", apunta. En este sentido, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tiene activos para mañana avisos amarillos desde las 14 horas por precipitación acumulada en una hora de 20 mm y tormentas con probabilidad de granizo en Castelló y Valencia. 

Por el momento, ya se ha producido el primer descenso en el mercurio. Aunque ligero. Después de una primera quincena de agosto tan cálida, con los termómetros batiendo récords en distintas estaciones meteorológicas y con viento de poniente, "la temperatura ha bajado dos grados respecto al jueves de la semana pasada y puede descender todavía un poquito más si tenemos inestabilidad", detalla Biener.

Un respiro "temporal"

De hecho, desde Aemet señalan que el día más cálido de la semana fue ayer. "La tendencia es a descender a valores normales de mitad de agosto entre hoy y el jueves, con temperaturas de unos 30 grados en la costa y 35 en el interior. Así permaneceremos toda la semana", precisa José Ángel Núñez, responsable de Climatología en la agencia meteorológica en la Comunitat Valenciana.

Un respiro, de momento "temporal", pero tras el que no se prevén "temperaturas tan extremas" como las que se han registrado en los últimos días. "Las previsiones señalan que la semana que viene, conforme vayan pasando los días, las temperaturas tenderán a subir", indica Biener.

Ayer las máximas todavía rozaban los 40 grados en algunos puntos de la Comunitat Valenciana. En Xàtiva se registraron 39,9 grados, mientras que el pasado viernes la localidad batía el récord de temperatura en la Comunitat Valenciana y España con los 45 grados anotados en la estación meteorológica. Por debajo, Ontinyent alcanzó el martes los 38 grados; Llíria, 37,3; Orihuela 37; Elx y Carcaixent, 36,9; Bicorp, 36,6; y Novelda, 36,2.

Para el día de hoy, la Aemet prevé "chubascos y tormentas durante la segunda mitad del día, excepto en la mitad sur de Alicante". A demás, a últimas horas de la tarde "entrará viento de componente norte moderado con posibles intervalos de fuerte en zonas litorales".