Los dos bomberos que resultaron heridos en el incendio de Bejís están ya dados de alta y el agente aragonés herido también evoluciona favorablemente. Sin embargo, preocupa el estado de una de las pasajeras del tren, una mujer de 58 años que está grave e ingresada en el Hospital la Fe de València por quemaduras.

Así lo ha indicado el president de la Generalitat, Ximo Puig, según los datos que le ha trasladado el conseller de Sanidad, Miguel Mínguez. Respecto al incidente del tren, Puig ha indicado que la investigación está en manos de Renfe pero que "parece ser que la conductora actuó de manera correcta y preventiva" y que al ver el humo, tomó la decisión de volver a Caudiel.

Sin embargo, "hubo algún tipo de actuación por parte de algunos viajeros" que habrá que dilucidar, ha indicado Puig, que ha señalado que la policía judicial actuará en consecuencia.