Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Los hospitales vuelven a la normalidad del cierre de camas tras la caída de la séptima ola

Hay fuera de servicio unas 750 plazas, tantas como las que se inhabilitaron en 2019 según Sanidad | La circulación de covid sigue en mínimos pero aún hay 768 ingresados, 45 de gravedad

Personal en una de las salas de hospitalización del Hospital General de Alicante, este agosto. HECTOR FUENTES

Los hospitales valencianos han vuelto a la "normalidad" de un mes de agosto: cerca de un tercio de su plantilla de vacaciones y salas de hospitalización cerradas, ya sea por la bajada de actividad quirúrgica, para aprovechar y hacer obras de reforma o, simplemente, porque los contratos de refuerzo no son suficientes y falta personal para tener todas las habitaciones en funcionamiento. Según fuentes de la Conselleria de Sanidad este mes de agosto están fuera de servicio unas 749 camas, un 7,9 % del total del "parque" de camas en centros de agudos públicos, unas 9.500 en total.

Sería un porcentaje "equivalente" a las camas que se cerraron el verano de 2019, el último de prepandemia aunque en su día estaba previsto que en ese mes de agosto iban a quedar inhabilitadas un 12 %. Con todo, la previsión de la administración es siempre una (y se plasma en su plan de vacaciones) pero después la realidad es otra ya que dependiendo de los contratos que se puedan hacer (este año se preveían dificultades ante la falta de profesionales) o de la necesidad real de camas que hay, estas previsiones se hacen realidad o no.

Los hospitales retrasaron sus planes de vacaciones por el aumento de casos covid en julio

decoration

Es lo que ha pasado, por ejemplo, este año. Las cifras de cierre de camas son ahora similares a las de agosto de 2019 pero hace solo un mes las previsiones que tenían los diferentes hospitales de dejar inhabilitadas salas para hacer obras o disponer de más personal saltaron por los aires con la llegada de la séptima ola de coronavirus. El aumento de circulación del virus llevó a muchos valencianos al hospital (hubo un máximo de 1.226 personas hospitalizadas al mismo tiempo), circunstancia que obligó a los hospitales a cambiar el paso y abortar sus planes de cierre de camas. Ahora, con la bajada de las cifras de covid y de pacientes hospitalizados, los planes se han recuperado, aunque parcialmente.

Así ha sucedido, por ejemplo, en el Hospital Doctor Peset de Valencia, donde a finales de junio tenían planeado cerrar dos salas. Según confirmaron ayer fuentes sindicales, este semana se iba a cerrar una de las previstas pero "hay una de las que se iba a cerrar que no lo ha hecho", explicaros estas fuentes.

Salas sin reabrir en el H. General de Valencia

En el Hospital General de Valencia, el aumento de presión en Urgencias y de necesidad de camas obligó a finales de junio a retrasar la puesta en marcha de su plan de vacaciones que incluía el cierre de 48 camas en las áreas de Ginecología y Cardiología, en este último espacio para hacer obras y reformar habitaciones de cuatro camas que todavía están en servicio.

En aquel momento se paralizó el plan, además de anular las operaciones no urgentes, en un intento de tener el máximo espacio posible disponible. Desde la dirección del comité de empresa, sin embargo, explicaron ayer que las obras en efecto no se han hecho "pero las salas sí se llegaron a cerrar y no se reabrieron. Fue una tomadura de pelo", explica Rosa Zomeño, delegada de Comisiones Obreras y presidenta del comité. Según Zomeño, la decisión de parar el plan se tomó cuando las salas estaban ya cerradas y los pacientes reubicados y "no se volvió atrás" aunque parece que las obras en Cardiología "se han anulado".

Preguntados al respecto, desde la dirección del hospital eludieron confirmar si las obras habían comenzado o no o si las salas estaban ahora cerradas: "la situación del hospital ha sido monitorizada estrechamente y se ha ido adaptando a la evolución de los ingresos y a las características del periodo estival para evitar una nueva situación como la ocurrida el 1 de julio", explicaron en un comunicado.

Un sanitario hace una prueba PCR de detección de covid-19 en una imagen de archivo. CABILDO DE LA GOMERA

La circulación de covid, en mínimos

La bajada de circulación del coronavirus, en mínimos desde la semana pasada, ha hecho posible esta "vuelta a la normalidad" en el funcionamiento de los hospitales. Las cifras de incidencia que ayer aportaba la Conselleria de Sanidad ahondaban en esta caída de la séptima ola: 1.761 casos detectados (932 en mayores de 60 años), la cifra más baja desde que se inició el periodo de gripalización. Según el Ministerio de Sanidad, la incidencia de casos por 100.000 habitantes ha caído a 289 a 14 días.

Con todo, aún quedan en los hospitales 768 personas con covid, lo que impacta directamente tanto en los planes de vacaciones como en el repliegue de camas de más que se habilitaron en su día. La cifra de ingresados en UCI también ha mejorado: hay 45 personas graves, 12 menos que el viernes pasado. Por último, Sanidad informó ayer de otros 13 decesos por covid, con lo que la cifra oficial de muertos esta pandemia llega a 9.901. Se trata de 6 mujeres, de entre 59 y 96 años, y 7 hombres, de entre 78 y 94 años. 

Compartir el artículo

stats