Los más de 40 medios aéreos y más de 300 terrestres que trabajan sin descanso en el incendio de Bejís han logrado frenar el avance virulento de las llamas hacia la Sierra Calderona y se ha levantado parcialmente el confinamiento del cercano pueblo valenciano de Alcublas.

A última hora de la tarde del viernes, fuentes de Emergencias de la Generalitat Valenciana han señalado que la evolución del incendio en Bejís es favorable, aunque hay que tener máxima prudencia de cara al fin de semana donde las temperaturas serán altas y no hay previsión de lluvias.

Las poblaciones desalojadas -Bejís, Torás, Teresa y Sacañet- seguirán en el mismo estado hasta que mañana se realice una nueva evaluación, ya que hay rebrotes en diferentes zonas del incendio y no se puede todavía garantizar la seguridad, según ha explicado la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) instalado entre Jérica y Viver.

226

El incendio de Bejís, en imágenes Levante-EMV

Desde el PMA se ha informado de que el fuego técnico marcado por la estrategia de las últimas horas ha conseguido frenar el avance hacia la Sierra Calderona, y aunque el Santuario de la Cueva Santa de Altura no se ha visto dañado por las llamas, todo el entorno ha quedado calcinado.

Los efectivos han conseguido "proteger" la Sierra Calderona, según han informado fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, y esperan que la evolución sea positiva con una brisa que se prevé para esta tarde acompañada de una parada del viento de noroeste que ha estado complicando los trabajos.

Los problemas para los efectivos son ahora mismo las reproducciones que se siguen produciendo dentro del perímetro quemado de 140 kilómetros. Para evitarlas permanecen activas unidades itinerantes de medios aéreos que acuden a los lugares de rebrotes con la mayor prontitud posible.

Bravo ha indicado que la situación es "algo más favorable" que en las mismas horas de ayer. La parte sureste hacia Sierra Calderona ha avanzado más lentamente durante la noche, aunque de forma más virulenta en el Santuario de la Cueva Santa.

Así es la imparable violencia que exhibe el incendio de Bejís

Así es la imparable violencia que exhibe el incendio de Bejís Emergencias 112 CV

"Vamos a tener vientos de sureste que van a originar cambios que obliguen a cambiar estrategias -según la consellera-, pero la marcada a lo largo de la noche y de todo el día ha funcionado en el sentido de evitar el avance a Sierra Calderona, aunque la amenaza sigue existiendo".

Pero ahora el incendio está "contenido" en ese sentido por parte de las unidades aéreas y terrestres, dentro de las "horas más críticas" del siniestro con temperaturas más altas y cambios de viento, a lo que se puede añadir "nuevas situaciones" dentro del perímetro sureste.

En referencia a las poblaciones, Bravo ha señalado que se mantiene la evacuación de las ya citadas, que deberán seguir igual: "No podemos garantizar la seguridad de las personas ni de su regreso". Mañana se valorará la situación de accesos y perímetro afectado y se adoptarán las medidas necesarias.

Diana Morant acude al Puesto de Mando en Viver

 La ministra de Innovación y Ciencia, Diana Morant, ha calificado el incendio forestal de Begís, en la comarca castellonense del Alto Palancia, de "descomunal" , con 140 kilómetros de perímetros, y ha asegurado que tanto este como el vivido en la Vall d'Ebo "son los dos peores incendios que ha vivido la Comunidad Valenciana en los últimos 10 años".

Morant ha hecho estas declaraciones hoy en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) en Viver, donde se ha reunido con los alcaldes de los municipios afectados por el fuego y que siguen desalojados -Bejís, Torás,Teresa y Viver- así como con los responsables de las tareas de extinción, la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, y el director general de Emergencias, José María Ángel.

Desconfinamiento parcial en Alcublas

En Alcublas -donde se han registrado protestas vecinales por el confinamiento- se ha acordado un desconfinamiento parcial, es decir, podrán tener movilidad dentro del pueblo pero no podrán salir de él, para "dejar libres las vías para los medios de extinción y evitar peligros posibles de caídas de ramas o inclusión en zonas peligrosas".

Son decisiones, ha dicho la consellera, que "se adoptan con el objetivo de tener riesgo cero para la población", porque "hay que garantizar la seguridad de todas las personas".