La Comunitat Valenciana ha sido una de las autonomías más tardonas para volver al cole. El alumnado de todos los niveles va hoy a clase, después de las vacaciones, y con esto se da el pistoletazo de salida al 2022-23, un curso que, a priori, se presentaba más tranquilo que los dos últimos —ha remitido la tensión por la pandemia—, pero que finalmente ha tenido una organización a contra reloj, principalmente por la nueva ley estatal, la Lomloe, que empezará a ser una realidad en las aulas y, también, por la decisión judicial que tumbó la obligatoriedad de los ámbitos en 1º de ESO en pleno mes de agosto. A continuación, algunas de las claves del curso que se inicia hoy:

Alumnado en colegios e institutos. El sistema educativo valenciano supera este 2022-23 los 800.000 alumnos. La Conselleria de Educación hace una estimación de 803.860 estudiantes de todos los niveles, desde Infantil 2 años hasta FP y Bachillerato. Si bien los colegios pierden escolares (más de 8.700 en Infantil y Primaria), el número de jóvenes (y no tan jóvenes) que se forman más allá de la enseñanza obligatoria hacen que en la Comunitat Valenciana crezca el número de estudiantes un 0,2 %. En Bachillerato se han matriculado 62.613 estudiantes (casi 3.000 más que en 2021-22) y en FP 114.164 (5.019 más y aún hay matrículas de última hora).

24

Comienzo del curso escolar 2022-2023 en la C. Valenciana M. Á. Montesinos

Calendario escolar. La valenciana es una de las comunidades que más tarde vuelve al cole este 2022. Lo hace hoy, 12 de septiembre, de forma simultánea en todos los niveles . La propuesta inicial fue el día 8, aprobada por las ampa, pero rechazada por sindicatos docentes y directores. Finalmente, la Conselleria de Educación estableció el día 12, para disgusto de las familias. El fin de curso será el 21 de junio, y las próximas vacaciones son del 23 de diciembre al 6 de enero. Hay posibilidad de algún «macropuente», como el de la Constitución, dependiendo de cómo los consejos escolares municipales ubiquen los días no lectivos que corresponden a cada municipio.

Fin de los protocolos anticovid. La situación sanitaria permite que en los centros se acabe con cualquier atisbo de protocolo. Los grupos «burbuja» ya no existen, pues las clases pueden interactuar entre ellas; la desinfección y limpieza extra se acaba; y también deja de ser necesaria la ventilación cruzada constante. Asimismo, se elimina la distancia interpersonal. Así pues, las restricciones solo quedan en el transporte escolar donde, como el resto de medios públicos, la mascarilla es obligatoria a partir de los 6 años.

Cuesta de septiembre. La inflación desbocada ha hecho que esta vuelta al cole sea la más cara de los últimos años, lo que se suma a unos precios de la energía prohibitivos y a una cesta de la compra por las nubes. Para compensar, 460.000 alumnos valencianos tienen los libros gratis a través de XarxaLlibres y, además 145.000 escolares tienen beca de comedor. La Unió de Consumidors de la Comunitat Valenciana (UCCV) calcula que el 68 % de las familias reutilizarán material del curso pasado. Según una encuesta que han realizado, el gasto de los hogares puede oscilar entre los 100 o 300 euros, dependiendo del tipo de colegio y si todo el material es nuevo o no.

Infantil 2 años. Este curso llega la gratuidad al nivel de 2-3 años en Infantil, una medida que la Generalitat aplica por primera vez después de sucesivos años ampliando las plazas de la red pública. Ninguna familia paga ya por la escolarización en este nivel en cualquier escoleta, pero sí debe abonar cada mes servicios extra que ofrezca el centro, como comedor, «escoleta matinera» o los días en los que según el calendario escolar general, no hay clase. A pesar de haber menos niños de esta edad (por la caída de la natalidad en España), los menores matriculados en este nivel aumentan curso tras curso y ya son el 82% de la población de 2 años, un total de 28.064 niños y niñas. Esto contribuye a la conciliación en casa.

Lomloe. Una de las principales novedades del 2022-23 es la primera fase del despliegue de la ley estatal, la Lomloe. Empieza a aplicarse en los niveles impares (como 1º y 3º de Primaria y ESO) y el próximo curso se completará su puesta en marcha. Cambia la manera de trabajar en el aula —más por competencias y en proyectos, y menos por contenidos estancos—; el boletín de notas dejará de ser numérico; se flexibiliza la promoción de curso; y se recuperan asignaturas sobre ciudadanía, entre otras novedades. Los currículums se publicaron con más retraso de lo habitual, lo que ha complicado la organización en los centros. En la C.Valenciana los textos se oficializaron a mediados de agosto, pero en otras CC AA todavía no se han publicado y aún siguen con borradores. En los ciclos, además, también estrenan la Ley de FP, que dará más flexibilidad a estos estudios.

Ámbitos en 1º de ESO. Los ámbitos (asignaturas agrupadas) en el primer nivel de Secundaria han dado mucho de qué hablar antes del inicio de curso. Después de que el Tribunal Superior de Justicia de la C.Valenciana tumbara su obligatoriedad como marcaba la conselleria, los institutos han tenido que convocar a contra reloj sus claustros y consejos escolares para decidir si se mantenían como estaba previsto o no. Ocho de cada diez decidieron que sí y el sindicato denunciante (UGT) ya ha anunciado que llevará a los tribunales la participación de los consejos escolares (donde están las familias) y que en la mayoría de casos se ha apostado por mantener los horarios.

Más de 600 estudiantes ciegos van a centros ordinarios

Un total de 648 estudiantes ciegos y con discapacidad visual grave inician el curso en la C.Valenciana. En España, el total roza los 7.300, de los cuales más del 99% estudian en centros ordinarios, en un modelo de educación inclusiva con apoyo de los servicios de atención educativa de la ONCE. Desde la entidad recuerdan que «no es el alumno el que debe integrarse en el sistema educativo, sino que es el sistema el que debe transformarse para incluir a toda la diversidad».