No ha sido con un "pasapalabra", pero poco le ha faltado. El Consell evita mojarse sobre los 'bous al carrer', un tema del que es fácil salir salpicado con polémica. Fue la vicepresidenta y portavoz del Ejecutivo autonómico, Aitana Mas, la que pidió abrir el debate hace semanas, cuando las muertes de este verano alertaban de los fallos de seguridad. Sin embargo, este viernes, ha esquivado posicionarse sobre el último asunto que cornea a los festejos: las pólizas de seguro.

"Si los ayuntamientos plantean medidas a las diputaciones es un asunto que deberán tratar estas instituciones", ha expresado al ser preguntada por su opinión. El Consell se pone de perfil y no entra en una negociación que considera ajena a sus competencias, aunque los ayuntamientos hayan pedido la mediación de la Generalitat. Pero Mas, y al lado Arcadi España, conseller de Hacienda, que ha suscrito la intervención de la portavoz del Gobierno valenciano, han evitado entrar al trapo del asunto.

"A veces la mejor decisión es no tomar ninguna decisión, y esa es también una decisión", dijo en su día Rajoy y se podría aplicar al Consell y al asunto de las pólizas de seguro. No participar en la negociación para estas mutuas supone ya una decisión, ni presionar a las diputaciones (la de Valencia, por ejemplo, la gobiernan PSPV y Compromís) ni asumir el sobrecoste desde la Conselleria de Sanidad como pedían algunas voces en la última reunión entre peñas, consistorios y la Administración autonómica.

Así, lo máximo ha sido una vuelta a apelar a la "autonomía municipal" a la que se remite el Consell cada vez que se les pregunta por el tema. "Me he manifestado en muchísimas ocasiones y queda patente cuál es el sentir del Consell", ha reiterado este viernes Mas repitiendo esa autonomía local. "Me remito a las palabras de la vicepresidenta", ha apostillado España a su lado.

Ley contra la despoblación

No ha sido el único asunto que ha marcado la rueda de prensa del Ejecutivo autonómico. De hecho, el principal tema y por el que ha llevado a que la ubicación sea diferente a la habitual (ha sido en Castell de Cabres, el pueblo con menos habitantes de la Comunitat Valenciana) es la aprobación del Anteproyecto de ley de Despoblación, una normativa que según ha indicado España "estabiliza la acción contra la despoblación" y "agrupa, ordena e impulsa" todas las actuaciones que ha estado haciendo la Administración autonómica al respecto.

Entre ellas está el fondo de cooperación, la instalación de cajeros automático, la deducción fiscal para municipios en despoblación o el fomento del turismo en estas zonas como, por ejemplo, la Ruta 99. Asimismo, incluirá medidas como el transporte a demanda o la posibilidad de sacar dinero en algunos locales de las poblaciones. Serán 42 artículos que ahora tendrán que ir al Consell Jurídic Consultiu para que vuelva al Consell para aprobarse definitivamente como ley y que las Corts la aprueben.

Mas también se ha referido a las listas de espera de sanidad al ser preguntada por ello. Así, ha destacado el "enorme esfuerzo" del Ejecutivo autonómico por "revertir los bocados brutales" que hizo el PP. "Estamos con el mayor presupuesto de Sanidad de la historia de la Comunitat Valenciana", ha añadido al tiempo que ha destacado que la autonomía valenciana está 22 puntos por debajo de la media española, algo por lo que ha dicho que hace una "valoración moderadamente positiva".