Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell ultima un 'MIR' para funcionarios

Justicia lanza en octubre la OPE de 2022, que incluirá una prueba piloto de este sistema de oposiciones y ofrecerá un 60 % de plazas sin puntuar méritos

Gabriela Bravo, este miércoles durante unas jornadas sobre función pública. Levante-EMV

La Generalitat quiere actualizar su cuerpo de funcionarios a las necesidades del mundo actual y para ello va a revolucionar el proceso de selección de trabajadores de la Administración. La estrategia descansa sobre tres grandes pilares: ofertar una parte de las plazas sin concurso de méritos, explorar la implantación de modelos de exámenes con menor peso teórico, el conocido como 'MIR' para funcionarios y elevar tanto la cuantía como el número de becas a los opositores.

La propia ley de función pública valenciana aprobada por el Botànic ya recoge el primero de los tres ejes al fijar que el 50 % de los puestos de trabajo ofrecidos se decidan solo en base al examen teórico y sin contabilizar la experiencia previa. Así, esta medida entrará en vigor en la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2022 que se publicará el próximo mes e incrementará el porcentaje de plazas sin baremar méritos hasta el 60 %, hasta las 352 plazas, según avanzó este miércoles la consellera Gabriela Bravo.

El objetivo, explican fuentes de su departamento, es facilitar el acceso a la función pública de personas más jóvenes y que, por esa falta de experiencia previa, ven penalizadas sus opciones de éxito al acudir en una oposición.

Más práctica y menos teoría

La oferta pública también incluirá otra modalidad de acceso novedosa y similar al MIR de Sanidad. En torno a 150 plazas de Técnico Superior de la Administración General e ingeniería informática serán adjudicadas en base a un proceso de selección en el que pierden peso las pruebas memorísticas en beneficio de las prácticas.

Se compone de dos fases: la primera está compuesta por dos pruebas tipo test, una teórica y otra práctica, con un peso del 25 % cada una sobre la nota final. Tras ese primer paso se producirá una criba y quienes la superen deberán realizar un curso de formación teórico-práctico de 4 meses, al estilo del MIR sanitario. Además, posteriormente habrá una última prueba sobre "competencias generales".

La última medida anunciada ayer es el aumento de las becas para 'popularizar' las oposiciones y generar una mayor igualdad de oportunidades, ya que el largo tiempo de estudio que requieren estas pruebas suele actuar como barrera para las clases más populares. Así, la Generalitat ofrecerá 700 becas de 700 euros anuales.

Compartir el artículo

stats