Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reconocen que la legionela reaparecerá en el Clínico si no se renuevan tuberías

La dirección del hospital niega que haya habido más contagios a causa de la bacteria y aún está en estudio si la mujer de 84 años que murió se contagió allí

Imagen de archivo de la fachada del Hospital Clínico de València, en la avenida Blasco Ibáñez. Levante-EMV

Se hace todo lo que se puede pero, aún así, es más que probable que próximamente el Hospital Clínico de València vuelva a tener problemas con la legionela, como ha sucedido ya en años anteriores. Esta es, a grandes rasgos, la "confesión" que hicieron responsables de la dirección del hospital ante los representantes de la junta de personal en la reunión que mantuvieron este miércoles y en la que, entre otros puntos, se trató la falta de información a los sindicatos sobre la aparición de un caso de legionelosis en una interna de 84 años que terminó falleciendo y que obligó a realizar un tratamiento de hiperclorado en la red de agua el viernes pasado.

Según han explicado fuentes sindicales a este periódico, representantes de la dirección del hospital reconocieron en el encuentro la dificultad de evitar este tipo de episodios, sobre todo por lo obsoleto de las instalaciones de agua, un ambiente especialmente propicio para que prolifere la bacteria cuando sube la temperatura del agua. "Nos han dicho que es algo que no debería ocurrir pero que ocurre y pasa en todos los hospitales y que seguramente volverá a pasar aunque se toman todas las medidas", explicaron estas fuentes sindicales.

De hecho, buena parte de la respuesta que aportaron desde la gerencia y la dirección económica a los sindicatos por este episodio se centró en los procedimientos de control de las instalaciones del agua que se hacen de forma continua (con toma de muestras aleatorias, controles de cloro y temperatura y supervisión externa por parte de Salud Pública) pero que, aún así, la probabilidad de que volviera a haber un contagio estaba ahí hasta que no se renovara la red de agua y no solo cambiando grifos o filtros como se ha hecho ahora tras la muerte de esta mujer.

"Nos han dicho que tenemos unas instalaciones muy viejas que querían cambiar pero que eso iba a costar probablemente años"

decoration

"Nos han explicado todo el proceso de aumento de cloro en la red que se hizo la semana pasada y el cambio de grifos y alcachofas de duchas, pero que teníamos unas instalaciones muy viejas que querían cambiar pero que eso iba a costar probablemente años", añadieron.

¿Se contagió la fallecida en el hospital?

Al respecto de la muerte de una mujer el pasado lunes 12 de septiembre a la que se le había detectado neumonía por legionela, fuentes sindicales han explicado a este diario que los responsables del hospital "no han reconocido oficialmente que se contagiara en el hospital" pero que sí que habían hablado del caso "como que todo indicaba a ello". Preguntados al respecto, desde la Conselleria de Sanidad aseguraron que se está pendiente de conocer los resultados del cultivo de las muestras de agua tomadas en las dos habitaciones donde estuvo hospitalizada la fallecida: en el pabellón C, tercera planta durante la primera semana, y en el pabellón B, tercera planta la segunda semana, donde terminó falleciendo. Las muestras tienen que pasar por un proceso de cultivo de la bacteria para el que se necesitan 10 días.

Aunque falte el criterio de laboratorio, a efectos de epidemiología el caso de la octogenaria fallecida sí debería constar como un contagio nosocomial (dentro del hospital) ya que estuvo al menos la mitad del tiempo de incubación de la infección (que varía de 2 a 10 días) ingresada en el centro sanitario, tal como marcan los protocolos del Ministerio de Sanidad, "pero falta la vinculación de laboratorio", insistieron fuentes de la conselleria. El dónde se pudiera contagiar esta vecina de l'Horta Nord es relevante, sobre todo para la familia, que tal como adelantó a este diario se plantea iniciar acciones legales para establecer si el hospital tiene alguna responsabilidad sobre lo sucedido ya que consideran que, aunque la mujer sufría problemas cardiacos, de no ser por la legionela, podría estar viva.

Al año, en los hospitales valencianos se detectan al menos una decena de estos contagios en hospitales aunque se desconoce cuántos suponen la muerte de los contagiados.

Sin más contagios ni peligro para los trabajadores

Los responsables del hospital también aseguraron que el caso de la octogenaria había sido "el único" registrado en el hospital hasta el momento y que aunque no se hubiera informado en tiempo y forma a los trabajadores de lo que estaba sucediendo y de las medidas que se adoptaron (pese a que se solicitó), el caso de legionelosis no había supuesto "peligro para los trabajadores" ya que la legionela suponía un problema para personas mayores con otros problemas de salud o personas inmunodeprimidas.

Compartir el artículo

stats