Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell deja en el aire si cuadrará el presupuesto con el fondo de los mil millones

Mas contrapone la reforma fiscal del Botànic con los "paraísos para ricos" de Andalucía y Madrid

La vicepresidenta Mas informa de los acuerdos alcanzados por el Consell Manuel Bruque/ EFE

Qué hacer con la partida de mil millones que en 2022 permitieron cuadrar los presupuestos bajo el nombre de 'fondo de transición hacia la nueva normalidad'. Esa es la duda que sobrevuela la negociación de las cuentas de la Generalitat y que la vicepresidenta y portavoz del Consell, Aitana Mas, ha dejado en el aire. "Es un asunto que deberá debatir la comisión", ha indicado en referencia a los representantes del Gobierno valenciano que elaborarán los presupuestos.

"Estamos revisando cuáles son las necesidades y en función de eso veremos cómo vamos a cuadrar los ingresos y gastos", ha señalado Mas al ser preguntada por la posibilidad de incorporar este fondo. Su respuesta es ni sí ni no sino todo lo contrario. "No hemos hablado de ningún número", ha remarcado aunque sí que ha admitido que se incluirán los 1.300 millones que se consideran parte de la infrafinanciación y calificados de "reivindicativos" ya que no tienen una transferencia que le corresponda por parte del Gobierno.

De momento, las conselleries han enviado sus peticiones financieras, un primer borrador en el que la mayoría ha reclamado más dinero. Sin embargo, para gastar más, se necesita también ingresar más y es ahí donde el Consell deberá hacer malabarismos. Y la duda se centra en la partida de mil millones que el año pasado se incorporaron bajo el epígrafe de "fondo de transición hacia la nueva normalidad". Esta se correspondía con la cantidad que los dos años anteriores el Gobierno había transferido a la autonomías por la covid y que en 2022 eliminó.

"Es muy llamativo que nosotros hacemos políticas para la mayoría y el PP la hace para el 0,2 % de la población"

decoration

"No tengo noticias de los demás", "es un asunto que recae en la comisión", "estamos revisando la documentación" o "veremos cómo cuadrarlo" han sido las frases con las que Mas se ha referido a esa partida de mil millones esquivando mojarse sobre ella. Habrá que ver si el PSPV, titular de la Conselleria de Hacienda, acepta la inclusión de esta partida ficticia, sin un ingreso correspondiente por parte del Gobierno, después de que la ministra, María Jesús Montero, criticara este fondo el año pasado.

Donde sí que se ha explayado más la vicepresidenta ha sido en la batalla fiscal entre las autonomías. Mas ha contrapuesto una reforma "para ricos" a otra "para la mayoría", una hecha por el PP y la otra por el Consell. "Es muy llamativo que nosotros hacemos políticas para la mayoría y el PP la hace para el 0,2 % de la población, frente a los 20.000 andaluces, lo que hacemos nosotros es para 1,5 millones de valencianos y valencianas", ha indicado.

El discurso de la portavoz del Ejecutivo autonómico evidencia que el Consell ha encontrado en las reformas fiscales de Andalucía y Madrid su antítesis, un ejemplo ante el que contraponerse. Si toda historia necesita un antagonista que haga brillar al héroe, en el Gobierno valenciano lo ven en la eliminación del impuesto de patrimonio llevada a cabo por estas dos autonomías. "Ahora Andalucía se ha sumado a Madrid a ver cuál es de las dos comunidades el paraíso fiscal de los ricos", ha añadido.

Frente a ello, Mas ha abogado por la armonización de impuestos entre todas las autonomías. "Ha de haber un mínimo que se establezca", ha indicado en la línea con lo defendido por el 'president' Puig y por la ministra de Hacienda. "Lo que hemos de intentar es evitar generar esas tensiones entre los territorios", ha reclamado al tiempo que ha añadido que mientras en Madrid y Andalucía "ponen la lupa sobre un rango muy pequeño de la población", en la Comunitat Valenciana "proponemos atender a las necesidades de las urgencias de las familias".

La portavoz del Ejecutivo autonómico ha negado también que haya preocupación porque este dumping fiscal pueda llevarse a personas con alto patrimonio que tributan en la Comunitat Valenciana a Madrid o Andalucía. "Nosotros apostamos porque las empresas puedan invertir aquí y lo hagan sin poner en peligro los servicios públicos", ha señala. Asimismo, ha remarcado que la Comunitat Valenciana ofrece "estabilidad en una buena sanidad, buenos recursos en educación y buenos servicios sociales para la actividad económica". "Va todo en conjunto", ha sentenciado.

Compartir el artículo

stats