Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así será el 'MIR' para funcionarios del Consell

La parte práctica pesará un 65 % del total e incluirá cuatro meses de prueba en diferentes conselleries. La convocatoria se publicará en octubre y el primer examen será en enero

Una opositora consulta información sobre un examen de acceso a la Administración pública, en 2019. MAO

La Generalitat ha expuesto esta semana las claves de la revolución que quiere impulsar para el acceso a la función pública. Con una plantilla necesitada de relevo generacional (en los próximos ocho años se jubilará un tercio de los funcionarios valencianos) y con la necesidad de captar otros perfiles ante los profundos cambios tecnológicos, la Conselleria de Justicia, Interior y Función Pública ha desgranado durante unas jornadas celebradas esta semana algunas de las principales apuestas para conseguir este objetivo.

Además de ofertar plazas sin concurso de méritos para igualar las posibilidades de acceso a las personas más jóvenes sin experiencia previa en la Administración, el departamento de Gabriela Bravo va a poner en marcha en la OPE de 2022 una experiencia piloto con la que reducirá el peso de las pruebas memorísticas en los exámenes de acceso a cambio de dotar de más valor al apartado práctico.

Es el conocido como 'MIR' para funcionarios. Desde la federación de Servicios Públicos de UGT han detallado a sus afiliados las principales líneas de esta novedosa prueba, en la que la parte práctica contabilizará un 65 %, la teórica un 25 % y se introduce un nuevo baremo, las "competencias generales" que computarán un 10 %.

Plazas ofertadas

La primera convocatoria de este programa experimental afectará a dos cuerpos de la Administración general: técnico superior de Administración general, de turno libre y con 80 plazas, e Ingeniería Informática, también en turno libre y 70 plazas.

Plazos y duración

Cumpliendo la normativa, las bases de las convocatorias se publicarán en octubre (las del programa piloto y todas las demás de la OPE 2022), y a partir de ahí la previsión es la siguiente:

Octubre de 2022: convocatoria e inicio plazo solicitudes.

Enero de 2023: primer ejercicio del proceso.

Abril-Junio de 2023 (aproximado): Curso selectivo.

Julio-Septiembre de 2023: segundo ejercicio del proceso.

Octubre de 2023: Finalización del proceso.

Primera fase de examen (Enero 2023)

 Habrá un ejercicio tipo test, obligatorio y eliminatorio, que constará de dos partes:

• Test sobre conocimientos teóricos del temario, con 160 preguntas.

• Test sobre conocimientos prácticos del temario, con 40 preguntas.

Ambas pruebas tendrán lugar el mismo día (teórico por la mañana y práctico por la tarde) y el ejercicio supondrá el 50 % de la nota del proceso, valiendo lo mismo cada parte.

Cribado

Superarán la primera fase tantas personas como plazas se hayan convocado más un 10% adicional. El objetivo es que, al haber más aspirantes que plazas, la segunda fase sea realmente selectiva.

Es decir, que para superar el primer ejercicio no es suficiente con lograr un cinco sobre 10 en el examen, sino que avanzarán las 88 notas más altas en el caso del A1-01 y las 77 en el caso de A1-06.

Fase práctica (primavera 2023)

Es la parte más novedosa, bautizada como el MIR para funcionarios. Habrá un curso selectivo de formación, con una duración aproximada de 4 meses, que se compondrá de clases prácticas presenciales (1 mes) más una formación práctica en un entorno de trabajo (3 meses).

Este curso tendrá un régimen de asistencia pero no supondrá una calificación. Es decir, el aspirante será declarado 'apto' o 'no apto' tras el mismo. El objetivo es preparar a la persona para la realización del examen práctico.

A modo de ejemplo, UGT explica que en el caso de los técnicos superiores de Administración general, las personas aspirantes rotarán por las conselleries para ir trabajando en un entorno real en los aspectos clave de las funciones de dicho cuerpo: contratación, subvenciones, gestión de personal, gestión económica, etc.

Mientras se realiza el curso, las personas aspirantes serán nombradas funcionarios/as en prácticas, con la retribución que les corresponda por tal condición según la normativa.

Segunda fase de examen (verano 2023)

Tras el curso, habrá un segundo ejercicio que, a su vez, tendrá dos apartados:

• Parte sobre competencias generales, obligatoria pero no eliminatoria, en que las pruebas podrán ser dinámica de grupos, entrevistas conductuales estructuradas, etc.

• Parte sobre casos prácticos, obligatoria y eliminatoria, donde se tendrá que resolver uno o varios casos directamente relacionados con el curso selectivo.

Este segundo ejercicio supondrá un 50 % de la calificación de la persona aspirante: un 10% las competencias generales, y un 40% la resolución de casos prácticos.

Por tanto, el contenido práctico de las pruebas supone el 65% de la nota final (un 25 % en el primer ejercicio y un 40 % en el segundo). Las competencias generales, incluidas por primera vez en unas oposiciones, computarán un 10 % y la teoría, un 25 %.

Aspirantes a la función pública, durante unas oposiciones.

Compartir el artículo

stats