Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Defensor del Pueblo exige un informe "concluyente" sobre la ampliación del Puerto de València

El organismo de Ángel Gabilondo pide al Ministerio de Transición Ecológica verificar que los cambios en el proyecto no impliquen "nuevos impactos no detectados" y que la DIA de 2007 siga siendo válida

Terminal de contenedores del Puerto de València. Francisco Calabuig

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha reclamado al Ministerio de Transición Ecológica un informe "concluyente" sobre la ampliación de la terminal norte del Puerto de València al entender que las modificaciones que ha sufrido el proyecto desde su presentación y el tiempo transcurrido desde la evaluación ambiental (realizada en 2007) obligan a revisar sus posibles efectos sobre el medioambiente.

El pronunciamiento llega en respuesta a una queja presentada por la Asociación de Vecinos y Vecinas de Natzaret y en él Gabilondo reclama al ministerio un análisis sólido que determine si los cambios incluidos en la obra "tienen dimensión suficiente para generar nuevos impactos no detectados". De ser así, prosigue el Defensor del Pueblo, sería "preciso realizar algún tipo de evaluación reglada o modificar la declaración de impacto ambiental (DIA)".

En ese sentido, también señala que es conveniente determinar "si los elementos y las condiciones" en las que se efectuó aquella DIA "siguen siendo las mismas hoy en día" para asegurarse de que "los impactos inicialmente detectados y las medidas correctoras impuestas sigan siendo válidas".

Documentación "imprecisa"

Gabilondo considera que la documentación aportada por la Autoridad Portuaria de València (APV) a la dirección general de Calidad y Evaluación Ambiental (dependiente de Transición Ecológica) "resulta imprecisa", por lo que aunque admite que la legislación "hace descansar gran parte del peso de la evaluación ambiental en el promotor del proyecto", subraya que el ministerio "no puede permanecer pasivo a la hora de valorar el alcance de las modificaciones introducidas".

Así, determina que "tanto si es necesaria una evaluación reglada como si no lo es, el pronunciamiento del órgano ambiental debe ser concluyente".

Por último, el Defensor del Pueblo recuerda que las normativas de evaluación ambiental exigen que "la aprobación de un proyecto debe ser posterior a su evaluación ambiental y no al revés", por lo que reclama que se acredite la fecha de aprobación del Plan Director evaluado en 2007.

Detalles del proyecto de terminal de contenedores en la ampliación norte, que explotará la compañía TiL-MSC. | LEVANTE-EMV JOsé luis zaragozá. VALÈNCIA

Ahora, según detalla el pronunciamiento, Gabilondo solicita al Ministerio de Transición Ecológica un informe en el que «exponga motivadamente su criterio sobre las cuestiones expuestas».

La Comisión Ciudad-Puerto, en la que está integrada la asociación vecinal, reclama la paralización de la ampliación norte del puerto por el «gran impacto que tendrá sobre todo el área metropolitana de València en cuanto a movilidad y contaminación así como sobre el Parque Natural de l’Albufera y las playas del sur de la ciudad, de donde de dragará la arena necesaria para acometer el proyecto.

Compartir el artículo

stats