La presidenta de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, Lorena Martínez, ha trasladado al Secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes, la exigencia de que los grupos políticos del Botànic retiren "todas las enmiendas que han presentado al Proyecto de ley de la Generalitat sobre Protección, Bienestar y Tenencia de Animales de Compañía y otras medidas de Protección Animal, que suponen el fin de la caza en la Comunitat y rompen el consenso alcanzado hasta ahora en su elaboración".

Tras analizar junto al Gabinete Técnico-Jurídico las enmiendas presentadas por el Gobierno del Botànic, la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha mostrado su sorpresa al Secretario Autonómico "por la presentación de tantas enmiendas a una ley -que salió precisamente de la Conselleria de Agricultura con un elevado nivel de consenso en su elaboración-" y ha exigido la retirada de todas aquellas que a su entender "impiden de facto la práctica de la caza" en el territorio valenciano. Entre ellas, señalan, "la que persigue equiparar a todos los perros como animales de compañía, asunto precisamente muy criticado en la ley nacional a nivel social, político y técnico". "De hecho, el pasado 14 de septiembre tras la polémica suscitada, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) presentó una enmienda para excluir a los perros de caza del proyecto de ley nacional", comentan desde la federación valenciana.

"Ahora pretenden equiparar a todos los perros como animales de compañía"

En un encuentro en el que también han participado el Director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Antonio Quintana Martínez, acompañado del Subdirector, Miguel Ángel Aragón, la presidenta de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha advertido que “de salir adelante las enmiendas presentadas, afectarían gravemente al ejercicio de la actividad y romperían por completo la esencia misma de la ley, que ha sido la de conseguir un texto consensuado, escuchando a todos los sectores implicados”. "Además, conviene señalar que todas estas enmiendas no solo afectarían a la actividad de los perros de caza, sino que también imposibilitarían la realizada por todos los perros deportivos, los de pastoreo, los perros-guía, la equitación, y en general a todos aquellos que cumplen funciones sociales o actividades específicas", explica.

Según la Federación de Caza en el curso de la reunión el Secretario Autonómico de Agricultura, Roger Llanes, manifestó entender el punto de vista de los cazadores y su voluntad de aproximar posturas y alcanzar consensos que ofrezcan respuestas satisfactorias. "En este sentido, también nosotros consideramos que es necesario revisar determinadas enmiendas que se han presentado. El principal objetivo de esta ley es el de velar por la protección de los animales de compañía, pero es evidente que la caza es una actividad que tiene que seguir desarrollándose con normalidad", señalaba.

Desde la Federación de Caza, valoran “positivamente la buena disposición a negociar que hemos encontrado”, pero también muestran su preocupación por este cambio repentino y sorprendente de criterio en la línea de dialogo mantenido hasta el momento, y advierten que seguirán defendiendo los intereses de los cazadores valencianos y que de no retirarse las enmiendas se anunciará próximamente la movilización de todo el colectivo que volverá a manifestarse masivamente llenando de chalecos naranja las calles de Valencia.