Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mollà cubre la dirección de l'Albufera después de 15 meses y dos intentos fallidos

Función Pública valida el nombramiento de María Sahuquillo mediante el decreto de respuesta a la emergencia energética y será efectivo este sábado

El lago de l'Albufera conjuga los usos turísticos con los agrícolas y los servicios ambientales. Germán Caballero

Después de dos intentos fallidos para cubrir la plaza con personal interino y transcurridos quince meses desde que Paloma Mateache dejara vacante la dirección del Parc Natural de l’Albufera por jubilación, la Conselleria deTransición Ecológica tiene, por fin, quien tome posesión de un cargo de especial relevancia y muchas aristas. Desde el departamento que dirige Mireia Mollà señalan que cuentan ya con la validación de Función Pública para que María Sahuquillo ocupe, oficialmente, un puesto que estaba desempeñando de facto por su contrastada trayectoria como experta en humedales.

El decreto que el Consell aprobó en abril de medidas urgentes en respuesta a la emergencia por la guerra de Ucrania es el que posibilitará, cinco meses más tarde, integrar al director o directora-conservadora de l’Albufera «con rango y nivel de jefatura de servicio". Sahuquillo, que había sido jefa de Gestión de Proyectos de Espacios Protegidos, dependerá jerárquicamente de la subdirección general de Medio Natural. Una modificación en la Ley de Espacios Naturales Protegidos que permite salvar el escollo administrativo para acceder a una plaza de una categoría distinta la que venía desempeñando.

Sahuquillo, segunda por la izquierda. Fidel Rubio/Mètode

Conselleria insiste en que el enclave natural no ha estado "descabezado"

decoration

Aunque la conselleria insistía en que el parque no estaba «descabezado» como señalaba la oposición, hasta el Consell Valencià de Cultura considera «imperioso cubrir con carácter definitivo" ese destino. Además, apremiaba a la Administración a «agilizar el funcionamiento y operatividad de la Junta Rectora». Así figuraba en su último informe sobre el humedal, que finalmente se paralizó al no debatirse por falta de consenso sobre su contenido. Rosana Pastor (Unides Podem) reclamaba la inclusión de una enmienda sobre las posibles afecciones de la ampliación norte del puerto . El ponente y presidente de la Comisión de Ciencias, José María Lozano, acabó retirándolo. Pastor aclaraba este martes que al no haber sido votado el documento tampoco sus recomendaciones tienen efecto al no existir como tal. Además, recordaba que los miembros del CVC son elegidos a título personal por su valía o trayectoria profesional, no representan a intereses partidistas y en todo caso tienen un deber de confidencialidad.

Efectos del cambio climático

Entre las conclusiones del estudio figura como urgente «las definitivas revisiones y actualizaciones» de la Declaración del Parc Natural (1986), del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (1995) y del Plan de Rector de Usos y Gestión (2004). Una de las grandes asignaturas pendientes desde que gobierna el Botànic. Fuentes de la Conselleria de Transición Ecológica insisten en que su aprobación llegara antes de que concluya esta legislatura. Los miembros del órgano consultivo de la Generalitat Valenciana inciden en poner en marcha «medidas que aminoren la presión humana y mantengan el confinamiento de determinados hábitats singulares, así como la lucha contra especies exóticas invasoras de flora y fauna». Punto en el que remarca la trascendencia de aquellas actuaciones que permitan reducir «la agudización de los efectos del cambio climático».


"El agua del lago goza de buena salud"

Entre las «recordatorios» a las distintas administraciones representadas en el enclave -municipal, autonómica y estatal-, destacan el de acometer la construcción de la depuradora de l’Horta Sud o los dragados de la Sequiota y la Reina. La limpieza de los fondos, la implementación de sistemas separativos de aguas pluviales y residuales o la gestión razonable de la paja del arroz evitando su putrefacción «in situ», son otros de los aspectos que se señalan en el estudio que finalmente fue retirado de la sesión ordinaria del CVC celebrada en Aielo de Malferit este pasado lunes.

En el documento del Consell Valencià de Cultura al que ha tenido acceso Levante-EMV se señala que el agua de la laguna «goza de buena salud», pero se remarca que deben evitarse «extremadamente los vertidos inadecuados, tanto líquidos como sólidos, provenientes del sistema de saneamiento y depuración de aguas». Se coloca la lupa sobre el colector Oeste, «sobrepasado actualmente» y la Edar Albufera Sur« así como sobre los tanques de tormenta pendientes de ultimar por Aquamed «que deben acabarse convenientemente». Las obras de esta última infraestructura hidraúlica está previsto que finalicen entre finales de 2022 y principios de 2023.

Compartir el artículo

stats