Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Por qué la rebaja fiscal de Puig es distinta a la del PP?

La anunciada en Andalucía elimina el impuesto de Patrimonio que beneficia a los 16.685 más ricos mientras la de Puig favorece a los que están por debajo de rentas de 60.000 euros al año, la gran mayoría

Ximo Puig esta mañana en Bolonia, capital de la región de Emilia-Romaña en Italia Kai FORSTERLING

La propuesta de rebaja fiscal planteada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, contiene diferencias esenciales con las que plantean las autonomías del PP, muy notorias por ejemplo en el caso de la rebaja fiscal que anunció la semana pasada el partido que preside con mayoría absoluta la Junta de Andalucía. En el caso de Juanma Moreno Bonilla se han aprobado medidas como la bonificación al 100% del impuesto del Patrimonio en Andalucía que supone ahorrarle dinero a un porcentaje mínimo de andaluces, 16.685, que son precisamente los que más recursos tienen. Las dos reformas se parecen "como un huevo a una castaña", aseguran desde el PSOE andaluz. "Lo que ha hecho Ximo Puig es facilitarle la vida a los que más problemas tienen, a las clases trabajadoras".

Así, mientras la rebaja del impuesto de Patrimonio se centra en poco más de 16.000 personas en una autonomía donde viven ocho millones de personas, la anunciada por el presidente Puig este martes tiene como objetivo la reducción progresiva del IRPF en la parte autonómica a 1,3 millones de valencianos, el 97 por ciento de los declarantes con rentas inferiores a los 60.000 euros, lo que supone ahorros para la gran mayoría de un total de 150 millones. En cambio, la Junta de Andalucía ha decidido beneficiar sólo al 0,2% de la población andaluza, a los que tienen un patrimonio neto mayor a 700.000 euros.

Por contra, en la Comunitat Valenciana se mantienen el impuesto de Sucesiones y el de Patrimonio, que bonifican por completo autonomías como Madrid o Andalucía por lo que nadie paga este tributo especialmente quienes menos tienen.

Todo ello, justo en un momento, como recordaba este miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, en que el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional acaban de advertir al Gobierno británico que no puede bajar impuestos aquella comunidad o aquel Estado que no tenga dinero.

Desde el PSOE andaluz aseguraban este miércoles que mientras la deflactación del tramo autonómico del IRPF acordada por la Junta de Andalucía supone, en general, 14 euros de ahorro al año para la mayoría de las rentas bajas unos tres millones de andaluces no se ven afectados para absolutamente nada porque ya están exentos de la obligación de presentar la declaración de la renta.

Desde el PSPV señalan que la reforma fiscal del Consell de Ximo Puig está planteada desde la responsabilidad para que los que más sufren la inflación la sufran menos y los que más tienen más aporten. El secretario de Política Económica del PSPV-PSOE, José Antonio Pérez, afirma que se apuesta por la progresividad y por ayudar a las clases medias y trabajadoras, que son los que están más expuestas a una inflación que impacta muy duramente a sus bolsillos. "El debate está en qué impuestos se bajan, a quienes se bajan y para qué se bajan" y ha apuntado que "si hay inflación de dos dígitos, bajar las bases del IRPF hasta un nivel de renta media es una medida progresista", afirma Pérez. Además, ha explicado que "gracias a esta reforma la clase media y trabajadora valenciana ahorrará 94,45 euros y 67 euros, respectivamente, mientras que los ricos se ahorran cero euros".

Asimismo, Pérez ha destacado que "mientras presidentes de otras comunidades autónomas, como Madrid o Andalucía, benefician a las rentas altas con bajadas que no repercutirán directamente en los bolsillos de quienes más lo necesitan, Ximo Puig ha diseñado una propuesta con la que el 97,4 % de los contribuyentes valencianos podrán ahorrarse dinero en la cesta de la compra".

El PP acusa al Botànic de no concretar la rebaja fiscal e insiste en pactar

El presidente de la Diputación de Alicante y líder del PPCV, Carlos Mazón, ha afirmado este miércoles que la rebaja fiscal anunciada por el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General carece de rigor, además de estar hecha con la boca pequeña y sin concretar, en el que considera que es un anuncio que sin duda busca algún tinte cosmético o mediático ya que en este tema el jefe de Consell ha cambiado de opinión desde la semana pasada.

Carlos Mazón y María José Catalá con María Ángeles Crespo en el centro

Mazón se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios en Alicante al ser preguntado por las medidas de carácter fiscal anunciadas por Puig y por el cuestionamiento a estas propuestas desde el Gobierno central. Al respecto, el dirigente 'popular' ha subrayado que su partido lleva "meses" exigiendo al tripartito al frente de la Generalitat una rebaja fiscal de mayor calado.

"El PP lleva meses exigiendo a la Generalitat que devuelva a los ciudadanos lo recaudado de más. En estos momentos, son 1.500 millones y ayer Puig nos propuso una rebaja de 150 millones: la diferencia es de diez a uno", ha insistido y ha subrayado que desde el PPCV se plantea "devolver a los ciudadanos el 100% de lo que se les está recaudando de más, sin menoscabo de los servicios públicos, del presupuesto público y de nuestra cohesión y nuestro sistema de bienestar social".

La síndica del PP en las Corts, María José Catalá, ha acusado este miércoles al Botànic de no concretar la propuesta fiscal anunciada por Ximo Puig en las propuestas registradas para el debate sobre el estado de la Comunitat, y ha insistido en el ofrecimiento de pactar con el president una bajada de impuestos a los valencianos.

Catalá ha señalado a los medios de comunicación que no han encontrado "ni una sola propuesta de resolución" entre las que han planteado de manera conjunta los tres partidos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) que desgrane la propuesta fiscal que el president de la Generalitat planteó en el debate.

"Lo de Ximo Puig no tiene nombre: no sabemos si le han desautorizado desde Moncloa y no ha querido presentarla, o le han desautorizado sus socios y no ha podido presentarla", ha insistido la síndica, quien ha destacado que el PP si que ha registrado una propuesta de bajada de impuestos y ha ofrecido negociar sobre ella para que sea "efectiva ya".

Compartir el artículo

stats