La renovada plaza de la Reina acogerá el próximo viernes 14 de octubre la inauguración de la exposición de 150 portadas históricas, patrocinada por Global Omnium, CaixaBank y Grupo Boluda, con que Levante-EMV quiere homenajear a la sociedad valenciana en el 150 aniversario de la cabecera. Desde ese viernes 14 de octubre hasta el día 23 del mismo mes, los valencianos y valencianas tienen una cita en pleno centro histórico de València para conocer algunas de las primeras planas más emblemáticas de la historia de este diario.

Una amplia variedad de temas han copado las portadas de Levante-EMV a lo largo de los 150 años de su historia, entre las que muchas de ellas han sido de índole deportiva. Algunas de ellas también estarán presentes en la muestra que ha organizado el periódico.

La primera de estas procede de la época en la que precisamente el deporte empezaba a convertirse en España en un fenómeno de masas. A finales de los años 40, posiblemente el período más exitoso del Valencia CF -junto al lustro 1999-2004-, el conjunto valencianista se alzaba con la Copa del Generalísimo en 1949 tras vencer en el estadio de Chamartín en Madrid por 1 a 0 al entonces Atlético de Bilbao (que tras abolir su denominación franquista recuperó su actual nombre: Athletic Club), la segunda de su historia. El triunfo protagonizaba la portada de Levante con una fotografía del goleador valencianista Mundo alzando el trofeo ante la atenta mirada de Franco.

Si la Copa del Generalísimo del 49 ponía el cierre a una década dorada para el valencianismo, fue otra Copa, en esta ocasión la de S.M. el Rey de 1999, la que inició el otro gran período de éxitos del Valencia CF. Tras casi dos décadas sin saborear las mieles de un título, y tras vivir los sinsabores de un descenso a Segunda División en los años 80 y la derrota en la reanudación de la «final del agua» en la Copa de 1995 frente al Deportivo de la Coruña, el conjunto che volvía a levantar un trofeo. Miles de valencianistas viajaron a Sevilla para acompañar a sus jugadores en el Estadio de la Cartuja, donde el cuadro dirigido por Claudio Ranieri goleó al Atlético de Madrid (3-0) con dos goles de Claudio López y uno de Mendieta, que quedaron grabados en la retina de varias generaciones valencianistas. Aquella Copa precedió cinco años magníficos en los que el Valencia ganó dos Ligas, una Copa de la UEFA, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España, y rozó el máximo título continental, la Liga de Campeones, competición en la que llegó dos veces seguidas a la final.

Portada del 25 de julio de 1994 para conmemorar el cuarto Tour de Francia consecutivo de Miguel Indurain. Levante-EMV

No solo el fútbol ha llevado la voz cantante en las primeras planas de Levante-EMV. A principios de los años 90 irrumpió un fenómeno nacional a lomos de su bicicleta. El navarro Miguel Indurain rompió todos los registros y consiguió ganar cinco Tours de Francia consecutivos. El 25 de julio de 1994, Levante-EMV homenajeaba la hazaña del navarro con una gran foto suya con su ya mítico maillot amarillo acompañada del titular «¡Tetracampeón!». Era el cuarto, y aún le quedaba otro Tour más que conquistar en tierras galas.

Portada del 27 de noviembre de 2003 para anunciar la elección de València como sede de la Copa América de Vela. Levante-EMV

La década de los años 2000 será recordada como la de los grandes fastos en la Comunitat Valenciana. Precisamente el evento que dio el pistoletazo de salida a aquella suntuosa época fue de carácter deportivo. El miércoles 26 de noviembre de 2003 València era escogida para ser la sede de la Copa del América de Vela en un concurso lanzado por el Alinghi, el barco suizo que se había alzado con el trofeo ese mismo año y que no podía llevar la competición a su país al no tener mar. València se erigía así en «Capital mundial de la vela», tal y como reflejaba la porta de Levante-EMV al día siguiente. Más adelante llegaron la visita del Papa en el V Encuentro Mundial de las Familias o el Gran Premio del Mundial de Fórmula Uno.