La sociedad va evolucionando. Y con ella surgen nuevos desafíos en materia de seguridad que no pasan desapercibidos para las grandes ciudades. Unos retos, cada día mayores, a los que las distintas administraciones, representantes políticos y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se comprometen a dar respuesta. Lo han hecho en el Foro Nacional Ciudades Seguras 2022, organizado por la Concejalía de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València, que ha culminado con toda una declaración de intenciones: hay que potenciar la proximidad, reforzar la formación y priorizar la actividad policial preventiva.

Estos son tres de los pilares del texto que ha presentado esta mañana Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana, como resultado del intercambio de experiencias de los ponentes de toda España que han participado este jueves y viernes en las jornadas. "La seguridad es un reto permanente, siempre sufre un cuestionamiento, nunca se presenta de las mismas maneras y va evolucionando. Y este reto es el que tenemos que saber afrontar de manera clara y decidida, siendo innovadores, utilizando nuestros recursos, adaptándonos a nuevas circunstancias", ha compartido. Uno de los principales frentes: las nuevas tecnologías. "Hoy en día en las ciudades se nos roba más delante de una pantalla que en las calles de nuestras ciudades", ha reconocido.

En este escenario actual, marcado también por la gestión de la pandemia y colocando siempre a las personas en el centro de todas las políticas, consideran ineludible adecuar el marco operativo en seguridad. Entre las prioridades, están impulsar la "actividad policial preventiva, establecer relaciones estrechas con la ciudadanía y tener en cuenta las preocupaciones de la comunidad", indican en el documento. "Necesitamos una nueva regulación centrada en nuevas formas de prevención con un marco competencial ajustado a la nueva realidad y adaptadas a todos los grupos de población", ha detallado Cano. 

Para ello, potenciar la proximidad es una de las estrategias clave y los servicios de mediación policial se convierten en un aliado para la resolución de conflictos. Tampoco se olvidan de la importancia del conocimiento. Su propuesta: replantear la capacitación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad e incorporar competencias científicas, legales y éticas en la práctica policial. Todo ello a través de una "formación transversal y homogénea en todos los territorios".

Análisis sobre las Policías Locales

Asimismo, plantean realizar un estudio sobre las Policías Locales en España, especialmente de las grandes ciudades. "A pesar de la elevada ratio por habitante, en ocasiones, la falta de sistemas más eficaces de coordinación y organización de los cuerpos policiales provoca carencias que acaban repercutiendo de forma indirecta en la ciudadanía", ha explicado Cano. En este sentido, consideran fundamental en la declaración establecer criterios y bases para el trabajo policial y abordar "la modificación reglamentaria de las Juntas Locales de Seguridad".

Por último, destacan el papel de las administraciones locales y la Policía Local durante la pandemia de coronavirus. "Están llamadas a la participación activa en la gestión de tales crisis, lo que nos hace insistir en la relevancia tanto de la coordinación como de la formación para la rápida y eficaz intervención en situaciones de crisis", ha transmitido.

El Foro, que ha conseguido una repercusión de ámbito estatal, con la participación del Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sido clausurado este mediodía con la entrega de reconocimientos a distintas entidades por su labor en esta materia y con las intervenciones de Carlos Daniel Casares, secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Carlos Fernández Bielsa, vicepresidente de la Diputación de València, y Sandra Gómez, vicealcaldesa del Ayuntamiento de València.