Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Cultura abre la vía del blindaje jurídico para l’Albufera como el mar Menor

Los miembros del órgano consultivo abordan en la última sesión la posibilidad de dotar de derechos propios al parque natural La Comisión de Ciencias vuelve a tratar este miércoles el informe paralizado por no reflejar la afección del puerto al humedal

Una de las embarcaciones típicas de l’Albufera, faenando en el lago. | M.A.MONTESINOS

El Consell Valencià de Cultura está decidido a explorar la vía para el blindaje por ley del Parc Natural de l’Albufera, siguiendo los pasos del mar Menor que hace unos días alcanzó el reconocimiento de personalidad jurídica. Hecho que dotaría al humedal de derechos propios y que se planteó en el pleno celebrado en Aielo de Malferit. La división generada por el último informe sobre el estado del lago, al no incluir las afecciones del puerto, dejó en un segundo plano una cuestión que sí concitó mayor consenso: analizar, profundizar y debatir sobre el mejor régimen de protección para un espacio tan vulnerable.

Varios de los miembros del CVC coinciden en que dar a l’Albufera entidad jurídica propia garantizaría su preservación. Según ha podido saber Levante-EMV, Vicente González Móstoles fue una de las voces que señaló la necesidad de una mayor salvaguarda para l’Albufera, en una especie de institucionalización del ente natural que le conferiría una fuerte independencia. Ana Noguera, mientras, rescataba del polémico pleno del pasado 26 de septiembre, el planteamiento que se puso sobre la mesa de dotar de personalidad jurídica a la laguna.

La comisión de Ciencias del órgano consultivo de la Generalitat vuelve a reunirse este miércoles con el objetivo de desatascar el documento retirado por el ponente José María Lozano tras el agrio enfrentamiento con Rosana Pastor. Josefa Frau, Irene Ballester, Maribel Peris, el propio Lozano y Jesús Huguet, en su condición de secretario, han de buscar la fórmula para sacar adelante el estudio y que pueda aprobarse el lunes 24 de octubre. Algo que suscita no pocas dudas.

El texto del informe paralizado señalaba como «necesidad imperiosa» y «oportunidad de futuro» la defensa de enclaves como la laguna somera. «La experiencia ha venido a demostrar la difícil conservación, en la sociedad contemporánea, de aquello que no se protege», se apuntaba. En el prólogo se abogaba por «establecer por ley su régimen jurídico con carácter definitivo», aunque finalmente en las conclusiones no aparecía reflejada tal demanda.

Radiografías periódicas

En pleno contexto de emergencia climática la preservación del medio natural se ha instalado como un eje prioritario en la agenda política. El órgano consultivo de la Generalitat realiza periódicamente radiografías sobre el Parc Natural de l’Albufera. Así fue en 2005, 2007, 2009, 2012 y 2016. En todos se recogen numerosas recomendaciones sobre actuaciones que deberían abordar las distintas administraciones implicadas en el parque.La institución entiende que es «uno de esos bienes de especial valor cultural, paisajístico o medioambiental que merecen un seguimiento exhaustivo». El análisis de 2022 apela «a intensificar las medidas que aminoren la presión humana y mantengan el confinamiento de determinados hábitats singulares».

La depuración de las aguas que llegan al lago, la gestión razonable de la paja del arroz, cuyo nuevo plan se pone en marcha esta campaña con la prohibición de quemar, o el dragado de fondos son algunas peticiones del informe que este miércoles volverá a replantearse. En él se apremia la definitiva revisión de herramientas de gestión como el Plan de Usos o el de Recursos Naturales.

Compartir el artículo

stats