Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís persigue aplicar la rebaja fiscal del IRPF hasta 50.000 euros

La coalición valencianista propone bajar el limíte propuesto por Puig en 10.000 euros y gravar a las clases altas con ingresos de 150.000 a 200.000

Papi Robles, Rafa Climent, Vicent Marzà y Aitana Mas, de Compromís, durante el debate del martes. g.caballero

Compromís ya tiene una propuesta definitiva que ha presentado al PSPV para apoyar la reforma fiscal que planteó Ximo Puig en el debate de Política General el pasado martes en las Corts. Según ha confirmado a Levante-EMV la propia síndica de la coalición valencianista Papi Robles, Compromís quiere rebajar de 60.000 a 50.000 euros el límite de las rentas medias y bajas que se beneficiarían de esta reforma fiscal en su declaración del IRPF.

Esta sería una de las medidas que plantea la formación naranja para apoyar la reforma fiscal anunciada por el president socialista del Consell que está por ver «si se materializa por la vía de un Decreto o de la Ley de Presupuestos de la Comunitat Valenciana» pero que en cualquier caso solo saldrá adelante con los votos de Compromís y también de Podem, recuerda Robles.

La síndica subraya que esa medida para favorecer a las clases medias y bajas «tiene que tener una contrapartida: quien más tiene, tendrá que aportar más» para garantizar «el equilibrio» en las arcas autonómicas entre ingresos y gastos, «y para garantizar» que los servicios públicos no se resienten.

Por eso, tal como confirman fuentes de la Vicepresidencia del Consell, que lidera Aitana Mas, Compromís defiende crear un nuevo escalón, en el tramo de contribuyentes cuyos ingresos se sitúan entre 150.000 y 200.000 euros, que deberían pagar más en su Declaración de la Renta. Esto obedece, en palabras de Papi Robles, a que cualquier modificación de la fiscalidad valenciana tiene que ser «progresiva» para las clases más adineradas, de modo que pague más, quien más gana.

Respecto al Impuesto de Patrimonio, los valencianistas son partidarios de subirlo, por idéntica razón, ya que es un tributo que afecta a los más pudientes. Su criterio es aumentarlo al tipo de la comunidad autónoma que lo tiene más alto. Extremadura, donde por encima de 10 millones se paga el 3,75 %. En la Comunitat, se tributa el 3,5 %. Compromís en este punto es partidario de gravar más a este colectivo de contribuyentes, en la línea de lo anunciado también por el Gobierno de España, y a partir de grandes fortunas de más de 3 millones. Incluso, la coalición vería con buenos ojos crear un nuevo impuesto de lujo para millonarios.

No en vano, Cataluña y la Comunitat Valenciana son los territorios de España que más recaudan por este tributo, que en Madrid y en Andalucía, desde este año, no existe en la práctica. De hecho, el 58 % de los 1.203 millones recaudados en 2020 por el Impuesto de Patrimonio , fueron a las arcas catalanas y valencianas.

Estos tres epígrafes concretos -deducciones fiscales desde un límite de 50.000 euros para abajo en el IRPF, incremento de la presión fiscal al tramo de 150.000 a 200.000 euros y subir el Impuesto de Patrimonio- forman parte de la propuesta que ha planteado Compromís al PSPV para llegar a un acuerdo sobre la reforma fiscal planteada por Puig.

Además, es una de las 4 alternativas que ha elaborado la Cátedra de Tributación Autonómica a petición de la Conselleria de Hacienda para concretar cómo debería materializarse esta reducción de la carga fiscal. Fuentes de Vicepresidencia señalan que de todas las propuestas elevadas por esta cátedra de la Universitat de València la que más les gustaba inicialmente era la primera, «porque era más progresiva» a la hora de gravar a los más adinerados. Sin embargo, finalmente se ha llevado la tercera alternativa a esa mesa de negociación entre valencianistas y socialistas, que es la descrita en párrafos anteriores, porque parece tiene más opciones de suscitar el consenso dentro del Botànic.

Compartir el artículo

stats