Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz verde a la cantera valenciana de funcionarios

El Consell desbloquea tras siete años la Escuela Valenciana de Administración Pública, un organismo autónomo con competencias propias que centralizará los procesos de selección, formación y evaluación del personal de la Generalitat

Miles de personas se examinan durante unas oposiciones, antes de la pandemia. LAVANDEIRA

Del mismo modo que la mayoría de clubes de fútbol tienen sus equipos filiales para ir formando a sus jugadores más jóvenes hasta que están preparados para dar el salto a la élite, el Consell está a punto de dar luz verde a la creación de la Escuela Valenciana de Administración Pública (Evap) tras siete años con el proyecto estancado por discrepancias entre la titular de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, promotora de la iniciativa, y Compromís, que ostenta la dirección general de Función Pública y temía que la constitución de este nuevo organismo independiente vaciara de competencias su departamento.

Se trata de una especie de centro de alto rendimiento para funcionarios. Una cantera de trabajadores públicos que además asumirá la coordinación de toda la gestión de personal de la Generalitat, desde la convocatoria de ofertas públicas de empleo (OPE) hasta el diseño de los procesos de selección o de los nuevos criterios de evaluación.

Es decir, que entronca con la revolución que está impulsando Bravo en la Función Pública, modificando los sistemas de baremación, las pruebas de acceso y el reparto de becas. La idea, de hecho, es que la nueva escuela autonómica sea el esqueleto sobre el que se sustenten y desarrollen esta y otras nuevas estrategias para actualizar el cuerpo funcionarial de la Generalitat, que en 8 años verá jubilarse a un tercio de su plantilla.

Un ente autónomo con mucho músculo

El borrador del decreto, al que ha tenido acceso este diario y que recibirá el visto bueno en la mesa negociadora de Función Pública de este martes, otorga a este nuevo ente poderes casi plenos en materia de Función Pública, además de dotarle de un presupuesto específico y de independencia en la gestión del personal propio.

Tendrá "personalidad jurídica propia, autonomía funcional y de gestión y plena capacidad de actuar" y su estructura incluye, además de una presidencia y un consejo rector, una dirección con rango de dirección general y cinco subdirecciones (innovación de los procesos selectivos, acceso al empleo público, formación, investigación y estudios y gestión administrativa).

En cuanto a sus funciones, el decreto atribuye a la Evap la autoridad de confeccionar los procesos de selección y promoción de funcionarios, la convocatoria de pruebas y bolsas de empleo así como de dar apoyo a otras administraciones como ayuntamientos, más escasos de personal, en esas mismas funciones.

También se le asignan competencias en el ámbito de la formación, actualización y perfeccionamiento profesional de los funcionarios, en un intento de fomentar el reciclaje profesional de estos trabajadores públicos ante las nuevas tecnologías, y la posibilidad de plantear nuevos mecanismos para mejorar la capacidad de la administración para captar y retener talento.

Una de las grandes novedades que convierte a este organismo en pieza clave del futuro organigrama de la Generalitat es que tendrá la capacidad de autorizar movimientos de personal entre conselleries cuando hasta ahora su margen quedaba circunscrito a Función Pública.

Largo recorrido parlamentario

Así, si no hay modificaciones de última hora, la escuela valenciana de funcionarios saldrá reforzada tras siete años de recorrido parlamentario en los que el proyecto corrió riesgo de quedar minimizado.

Compromís presionó a Bravo para descafeinar el decreto y que la Evap tuviera rango únicamente de dirección general y no de organismo autónomo. Pero una enmienda presentada por UGT-PV al grupo socialista en las Corts incluyó este extremo así como la modificación que asigna al ente la capacidad de influir en otros sectores de la administración como Sanidad, Educación, etc.

Compartir el artículo

stats