El fin de semana de puente del 9 d'Octubre llega justo al final de una complicada semana a nivel meteorológico, con inundaciones de intensidad poco menos que monzónica en localidades de la Ribera, como Carcaixent y Alberic, municipio donde cayeron 195 litros por metro cuadrado el jueves. Esas localidades y otras muchas todavía andan recuperándose de los problemas ocasionados por las lluvias, cada vez más extremas por el cambio climático. Pero al menos estos próximos días tendrán un respiro para recuperar la normalidad.

Los cielos estarán nublados tanto este sábado como el domingo, pero la probabilidad de chubascos será escasa alrededor del territorio y, por tanto, se podrá celebrar el día festivo autonómico sin paraguas, con lo que ello supone para que los actos conmemorativos de la tradicional fecha, que no deben correr riesgo de cancelación si se cumplen las previsiones que tiene la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Sábado aún con alerta amarilla

La jornada del sábado sí que comenzará con chubascos ocasionales con tormentas a en las primeras horas del día en el norte de Castellón, una zona acostumbrada a ese tipo de fenómenos. Durante la tarde, las tormentas podrían extenderse por todo el tercio norte de la autonomía, pudiendo ser localmente fuertes en el interior de Castellón.

Las temperaturas serán agradables, alrededor de los 20 grados, sin calor presente. En las ciudades de Alicante, Castelló y València se esperan mínimas de 18, 16 y 18 grados para el sábado, temperaturas que con la humedad se notarán más frías y que tenderán a que las chaquetas salgan a relucir por la noche. En puntos del interior, como Morella y Requena , se espera que el mercurio baje hasta los 11 y 12 grados respectivamente.

Las máximas serán de 24 y 25 grados en València y Castelló, mientras que en Alicante el calor aparecerá un poco más hasta subir las temperaturas a 27 grados.

Un día festivo más agradable

"Para el domingo del 9 d'Octubre no va a haber nada significativo, aunque seguirá el tiempo con muchas nubes y estaremos relativamente frescos en cuanto a temperaturas", dice a Levante-EMV José Ángel Sánchez, responsable de Aemet en la C. Valenciana, quien apunta además que es probable que se siga produciendo alguna tormenta en el tercio norte, como el sábado, aunque con menor intensidad.

El ambiente nublado permanecerá, sobre todo, en València. La probabilidad de precipitaciones es mínima y únicamente focalizada en el litoral central.

Este viernes la lluvia ya amainó a pesar de que aún estaba activa la alerta naranja por precipitaciones

A diferencia de este sábado, donde sí habrá alerta amarilla por lluvias tras el mediodía, el domingo no hay ningún tipo de aviso señalizado por Aemet para la Comunitat Valenciana.

El principal día de los actos festivos, las máximas no variarán mucho para situarse de nuevo en 27 grados en Alicante y 24 grados en las otras dos capitales valencianas.

Este viernes, Elx marcó la máxima de la autonomía con 28,5 grados y Castellfort la mínima con 11,1 grados. A pesar de que todavía alerta naranja para este viernes, finalmente el escenario resultó mejor que lo esperado y las precipitaciones ya fueron mucho menores que en jornadas anteriores, con la localidad valenciana de Polinyà del Xúquer acumulando 22,3 litros por metro cuadrado como punto más destacado en cuanto a lluvias.