Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jorge Olcina: "Tenemos que preparar ya las ciudades para asumir lluvias de 100 litros en una hora como mínimo"

El catedrático Jorge Olcina reclama infraestructuras y medidas para adaptarse a las nuevas circunstancias climáticas y los eventos extremos

Una calle de Alzira, totalmente anegada Levante-EMV

“No tenemos el territorio preparado para este tipo de lluvias”. Jorge Olcina, catedrático de Análisis Geográfico Regional en la Universidad de Alicante, lleva tiempo insistiendo en que hay que empezar a planificar las urbes para eventos extremos. “Es una situación de tormentas muy enérgicas, muy intensas y muy localizadas que en determinados puntos pueden dejarte 150 o 160 litros y que provocan caos e inundaciones”, señala Olcina, que imparte clases de Ordenación del Territorio, Climatología y Riesgos Naturales.

“Hay que empezar a adaptar las ciudades y las infraestructuras con capacidad para asumir lluvias de 100 litros en una hora como mínimo”, explica. Se refiere a apostar por pavimentos drenantes o parques inundables como es el caso de San Juan en Alicante. Un jardín diseñado para laminar las grandes avenidas sin problemas. El objetivo es evitar calles totalmente desbordadas y daños en el material urbano, viviendas y automóviles como se ha visto este jueves en la comarca de la Ribera, especialmente en Alzira.

Se trata de soluciones basadas en la naturaleza como preconizan los expertos en la materia y hasta el Ministerio para la Transición Ecológica. Las nuevas circunstancias climáticas requieren de dotaciones adecuadas como depósitos de tormenta, colectores o canalizaciones diferenciados de pluviales y residuales.

Para Olcina esta década es decisiva para tomar medidas de adaptación frente a los efectos del calentamiento global. Sabe bien de lo que habla pues lleva meses preparando un estudio sobre este tipo de lluvias explosivas, capaces de descargar más de cien litros por metro cuadrado en apenas una hora. “Estos dias van a ser de este tipo", comenta. Con el Mediterráneo encadenando temperaturas por encima de los 27 grados centígrados durante 43 días consecutivos este verano, la energía acumulada dispara el riesgo de fuertes temporales a poco que entre una inestabilidad atmosférica.

"Ya no llueve como en la década de los años ochenta del siglo pasado", señala Olcina

decoration

En la investigación se ha corroborado que las precipitaciones que más han aumentado, hasta un 25 %, son las de la franja comprendida entre 20 y 50 litros por metro cuadrado en una hora. «Ya no llueve como en la década de los años ochenta del siglo pasado», resalta Olcina. "No es una situación extremadamente de riesgo, salvo muy puntualmente en el sur de Valencia y norte Alicante, pero no estamos hablando de trombas de más de 300 o 400 litros". Al menos es lo que se vé en los modelos de las últimas horas, apuntaba este jueves.

Compartir el artículo

stats