El cardenal Antonio Cañizares Llovera (Utiel, 1945) celebra sus últimos días al frente del Arzobispado de València al cumplirse los dos años de presentar su renuncia al papa Francisco. Las quinielas sobre su sucesor se abrieron hace meses, con nombres como el del obispo de Getafe, Ginés García Ramón Beltrán, sobre la mesa. Sin embargo, es al actual obispo de Tortosa, Enrique Benavent Vidal (Quatretonda, 1959) a quien un medio especializado como Religión Diigital señala como el elegido por Roma. Al parecer, el anuncio se haría este próximo lunes. Tiene sentido, pues así Cañizares podrá cerrar su mandato en la Seo con la entrada de la Senyera con motivo del 9 d'Octubre.

Con 77 años recién cumplidos, Cañizares ha ejercido durante ocho como máxima autoridad de la Iglesia valenciana. Tomó posesión del cargo el 4 de octubre de 2014, por lo que en el aniversario de esa fecha, hace unos días, aprovechó para hacer balance. Sus palabras ya sonaban entonces a despedida. “Son ocho años de acción de gracias por lo que el Señor ha hecho por mí y me ha concedido y también para pedir perdón – de todo corazón- por todo lo que haya podido hacer mal o no haya hecho”, apuntaba.

Durante el rezo del Angelus, en el Palacio Arzobispal, incidía el religioso en que en su etapa en la Seo no había querido hacer otra cosa “que servir a la diócesis y servir, de esta manera a Dios”. Cañizares pedía, a su manera, la absolución “por si no he estado siempre a la altura de lo que reclama ser pastor”, agradeciendo a todos “la atención y el servicio” mostrados hacia su figura. El obispo auxiliar emérito de Valencia, monseñor Esteban Escudero, le replicaba: “Gracias por todo lo que ha hecho, se ha desgastado por la diócesis”. “Es muy importante todo lo que ha hecho”, subrayaba.

"No he querido otra cosa que servir a Dios y a la diócesis", señalaba hace unos días

Este jueves, además, presidió la apertura del curso académico en la  Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH)  en Alfara del Patriarca, en un Paraninfo lleno de representantes civiles, eclesiásticos, académicos y militares, donde ya se le vio con visibles signos de cansancio. El purpurado recibió también palabras de reconocimiento y cariño por su entrega a la diócesis que sonaban a fin de ciclo. Además, fue ovacionado por el público.

El día de la toma de posesión. Alberto Saiz/AVAN

Benedicto XVI le nombra Cardenal en 2006

Cañizares cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de València y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en la que obtuvo el doctorado en Teología, con especialidad en Catequética. El 21 de junio de 1970 fue ordenado sacerdote en Sinarcas por el arzobispo José María García Lahiguera. Tras unos primeros años de ministerio sacerdotal se trasladó a Madrid, para dedicarse especialmente a la docencia. El papa Juan Pablo II le nombró Obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992.

Apenas un lustro después, el 1 de febrero de 1997 tomó posesión de la diócesis de Granada. Entre enero y octubre de 1998 fue Administrador Apostólico de la diócesis de Cartagena y el 24 de octubre de 2002, Arzobispo de Toledo. Fue el Papa Benedicto XVI quien le otorgó el título de Cardenal, en el Consistorio Ordinario Público, el primero de su Pontificado, el 24 de marzo de 2006.

Cargos en la Conferencia Episcopal y la Santa Sede

Como recordaba la Agencia AVAN, en la Conferencia Episcopal Española ha sido vicepresidente (2005-2008), miembro del Comité Ejecutivo (2005-2008), miembro de la Comisión Permanente (1999-2008), presidente de la Subcomisión Episcopal de Universidades (1996-1999) y de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1999-2005). El Papa Juan Pablo II lo nombró miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe el 10 de noviembre de 1995. En 2006, el Papa Benedicto XVI le asignó esta misma Congregación, ya como Cardenal y miembro de la Comisión Pontificia “Ecclesia Dei”. Igualmente, le nombró Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos dos años después. En 2010 se convertía en Doctor Honoris Causa por la Universidad Católica de València San Vicente Mártir (UCV).