Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los "olvidados" de la pandemia de la polio

Afectados por la poliomielitis instan a la Conselleria de Sanidad a retomar las promesas de la exconsellera Carmen Montón de tener un protocolo de atención sanitario específico

Los miembros de la asociación de polio tras reunirse en 2017 con la entonces consellera de Sanidad, Carmen Montón. APIP

Se sienten los "olvidados" de esa otra pandemia "ocultada por el franquismo" y a la que llevan 67 años sobreviviendo. Son los afectados de polio y síndrome postpolio de la Comunitat Valenciana reunidos en la asociación APIP CV que van a protestar ante la Conselleria de Sanidad (el lunes, aprovechando el Día Mundial de la Polio) para pedir una reunión con el conseller Miguel Mínguez y reclamarle que reactive las promesas realizadas por su antecesora Carmen Montón.

La exconsellera y exministra promovió la puesta en marcha de un protocolo de atención específico para afectados por polio y con síndrome postpolio desde un abordaje multidisciplinar. Además, impulsó la programación de cursos para los neurólogos con el fin de que conocieran que es el síndrome postpolio, ya que existe un gran desconocimiento sobre esta secuela de la polio.

Era septiembre de 2017. Sin embargo, con los cambios de cartera y la pandemia, aquella iniciativa está "en punto muerto" y "aunque nos hemos reunido con altos cargos del segundo escalón, no lo hemos hecho aún con ningún titular del departamento", se quejan desde la asociación. Desde el grupo relatan que han pasado por los despachos de hasta cuatro altos cargos. El último, una reunión vía online durante la pandemia con Enrique Soler, subdirector General de Actividad Asistencial Integrada pero, desde entonces, "hemos sido olvidados por la administración". Para la asociación, todo se resume en un "fracaso" de Sanidad.

Las reivindicaciones

Entre otras cuestiones, desde APIP reclaman que haya un registro de afectados para medir los recursos sanitarios necesarios y retomar ese protocolo multidisciplinario de actuación que trasladó al papel Montón y en el que se describa "adecuadamente, el circuito por el cual una persona con polio o síndrome postpolio tiene que pasar". También ven necesario una formación continua de los profesionales, ya que la mayor parte del primer mundo está libre de polio pero aún queda circulación del virus salvaje en varios países como Pakistán y Afganistán.

De hecho, ahora la enfermedad ha vuelto a ser noticia después de que haya detectado restos del virus en las cloacas de ciudades como Nueva York o Londres. En principio, se cree que son restos excretados por personas vacunadas en países donde aún se usa la vacuna con virus inactivado (que en el primer mundo no se usa) pero, aún así, esto ha hecho saltar las alarmas y poner en marcha iniciativas de revacunación, por ejemplo, en Londres.

¿Cómo es la enfermedad?

Es una enfermedad vírica infecciosa y muy contagiosa, tanto como la varicela, y que afecta sobre todo a los niños menores de cinco años y se transmite fácilmente de persona a persona por vía fecal, oral y respiratoria. La infección habitualmente es asintomática, en el 95 % de los casos, o cursa con astenia, anorexia y malestar general. Sin embargo, y según la OMS, una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

Aunque no llegue a esos extremos, el síndrome postpolio puede aparecer con el paso del tiempo, a los 40 o 50 años de edad y supone una pérdida del nivel funcional que tiene la persona afectada de secuelas de la parálisis infantil. Suele presentarse como fatiga progresiva, debilitamiento en los músculos y dolor.

Se estima que en España más de 30.000 personas podrían sufrir este síndrome.

Compartir el artículo

stats