Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

La duplicación del tren Cullera-Gandia está "suspendido temporalmente" por trámites ambientales desde 2020

El Gobierno responde al senador Carles Mulet (Compromís) que el ministerio pidió suspender la evaluación de impacto ambiental para subsanar documentación hace dos años, que sigue sin resolverse

Tramo de vía única entre Cullera y Gandia, en una imagen de archivo. Vicent M. Pastor

La duplicación del tramo ferroviario de vía única entre Cullera y Gandia está "suspendido temporalmente" por trámites ambientales. El minuto y resultado de esta esperada actuación lo desvela el Gobierno central en respuesta a una pregunta del senador de Compromís Carles Mulet, a la que ha tenido acceso Levante-EMV. Mulet se interesó por la situación de este proyecto, incluido inicialmente en el tren de la costa pero que se desvinculó para "agilizar" la tramitación, tras adelantar este periódico los problemas que acumulaba el proyecto y que retrasaban su ejecución.

Según la resposta del Gobierno central al senador de Compromís, "el contrato de redacción del proyecto de duplicación entre Cullera y Gandía se encuentra suspendido temporalmente, no anulado, a la espera de la tramitación del estudio informativo y la declaración de impacto ambiental (DIA)". Mulet retrucó en octubre con una nueva pregunta. "¿Se están tramitando ya el estudio informativo y la declaración de impacto ambiental (DIA)? En caso negativo, ¿por qué motivo no se tramita?".

La nueva respuesta del Ejecutivo Central llegó el pasado 10 de noviembre. "El contrato de redacción del proyecto de duplicación entre Cullera y Gandía se encuentra suspendido temporalmente, no anulado, a la espera de la tramitación del estudio informativo y la declaración de impacto ambiental (DIA)", insistió el Gobierno en respuesta al senador de Compromís. Aunque añadía, "para más detalle" que "la tramitación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental se encuentra suspendida a petición del promotor y órgano sustantivo, la subdirección general de Planificación Ferroviaria del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana". El departamento solicitó esta suspensión en la tramitación ambiental "con el objeto de poder elaborar la documentación de subsanación del estudio de impacto ambiental requerida por este órgano ambiental el 8 de junio de 2020". El Gobierno concluye su respuesta con una afirmacion que confirma el retraso de este pesperado proyecto. "A fecha de esta contestación [el pasado 10 de noviembre] no consta la aportación de la documentación solicitada". Dos años y cinco meses después.

La congelación de este esperado proyecto contrasta con la inclusión de una partida de 67,2 millones de euros en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado a principios de octubre y que la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, desgranó al alcalde de Gandia José Manuel Prieto el pasado 2 de noviembre. Un presupuesto elevado con los que se financiarán los primeros trámites, e incluso una parte de las futuras obras, se aseguró en aquel encuentro. Aunque si el retraso en la tramitación del proyecto persiste, la partida quedará intacta. Un año más.

En este detalle insiste el senador por Compromís, Carles Mulet. "Los anuncios oficiales y las previsiones en los PGE de 2023 de 67 millones de euros para la duplicación de la vía de Gandia a Cullera contrastan con los hechos. Que el Gobierno admita que el proyecto de duplicación está suspendido a petición del propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para poder subsanar unos documentos que requirió el órgano ambiental en junio de 2020 y cuyos avances administrativos se desconocen nos preocupa enormemente, pues este proyecto arrastra demasiados años de bloqueo y el territorio valenciano está especialmente castigado con la infrafinanciación. No solo es un castigo en la redacción de los presupuestos, sino también de inversión real, como nos tememos volverá a ocurrir un año más con esta infraestructura, de la que cada vez estamos más convencidos que no existe una voluntad real de ejecutar”, aseguró a Levante-EMV el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet.

 

 

Compartir el artículo

stats