Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís basa su modelo de renovables en placas en los tejados y plantas en suelo industrial

La coalición presenta su propuesta, que tendría que estar bajo el control de Agencia Valenciana de la Energía

Compromís presenta su modelo energético Fernando Bustamante

Compromís ha tomado la contraria a la línea del dicho popular y ha reclamado comenzar la transición energética por los tejados. Es el título de la campaña bajo la que la coalición valencianista ha presentado y reivindicado su modelo energético alternativo al "antiguo de grandes plantas que destruye el territorio", un motivo en el que hay choque con sus compañeros de Ejecutivo del PSPV.

En este sentido, la propuesta de la formación se basa en la implantación de las instalaciones fotovoltaicas en los techos de viviendas y edificaciones industriales, en fijar una "priorización" de suelos a la hora de implantar plantas renovables para que "primero sea en aquellos suelos más degradados", luego en espacio industrial y "dejar para más adelante el suelo agrícola" y en fomentar las comunidades energéticas. Todo ello bajo el control de la Agencia Valenciana de la Energía "para que el impulso sea público".

La creación de este organismo es uno de los puntos que genera discrepancias internas en el Botànic. Es una de las enmiendas presentadas por Unides Podem y Compromís para la Ley de Acompañamiento. Y ha tenido que ir por enmienda de los grupos porque el Consell no la incluyó, pese a que, como ha indicado Papi Robles, sindica de la coalición, sí hizo la Conselleria de Economia. Alguien del Gobierno valenciano se opuso, ha dejado a entender Robles, "y nosotros seguro que no".

Llegar a los 6.000 megavatios de producción energética renovable es una obligación fijada por Bruselas para 2030, una cifra todavía lejana a la que el síndic adjunto de la formación, Vicent Marzà, ha asegurado que sería posible alcanzar con la propuesta de la coalición. Así, ha basado su defensa en el estudio del Ivace que señala que con el uso del 40 % de los techos de la Comunitat Valenciana se podría alcanzar los 14.000 MW (algo de lo que dudan algunos expertos) y a ello se añadirían los "más de 50 millones de metros cuadrados de suelo urbano e industrial degradado" que permitirían producir más de 2.000 MW.

"La propuesta es realista, lo que hacen falta son modificaciones normativas y acelerar en ese camino", ha señalado Marzà, quien ha insistido que el cambio de modelo que propone Compromís no es solo un "cambio de la fuente de energía". "El objetivo es que la energía esté distribuida, que sea más respetuosa con el territorio y que permita acabar con desequilibrio entre interior y costa produciéndola lo más cerca posible de donde se consume", ha desgranado.

De hecho, en esa muestra de viabilidad, Compromís ha habilitado una página web en la que se puede comprobar el potencial de cada municipio para poder generar energía a partir de la instalación de placas fotovoltaicas en los tejados. Así, por ejemplo, el también síndic adjunto en las Corts, Carles Esteve, ha indicado que estas estructuras permitirían cubrir el 67 % del consumo eléctrico doméstico de la ciudad. No llegar al 100 %, ha dicho, solo ocurre en el 'cap i casal', Mislata y Burjassot.

Entre las propuestas concretas puestas encima de la mesa también se ha situado la posibilidad de financiar el 110 % de la instalación de las placas fotovoltaicas, es decir, dar créditos por un importe mayor al de la instalación. "Hemos de facilitar esa implantación", ha remarcado Esteve quien ha señalado que esta es una medida para la incluir en la próxima legislatura en caso de que el Botànic repita al frente de la Generalitat.

Compartir el artículo

stats