Compromís ha llevado a Bruselas las reivindicaciones de la cerámica de Castelló ante la "inacción" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y reclama créditos fiscales, ahorro en impuestos ligados al gas, mecanismo Red y ayudas directas.

El portavoz adjunto de Compromís en las Cortes, Vicent Marzà, ha participado en la reunión plenaria del foro de la cerámica en el Parlamento Europeo, un acontecimiento anual que reúne representantes de alto nivel de la industria cerámica europea con funcionarios y responsables políticos de las autoridades nacionales y de la Unión Europea.

"Hace unas semanas nos reunimos con el sector, tanto con los sindicatos como con las patronales, para que el Gobierno de España se pusiese las pilas y diese ayudas directas al sector. Hoy hemos venido a las instituciones europeas para trasladar la necesidad de una actuación urgente y contundente de la cerámica de Castelló", ha explicado Marzà desde Bruselas.

Empleo y exportaciones

"Queremos salvaguardar los más de 27.000 puestos de trabajo y las familias que dependen directamente de unos precios del gas que son insoportables y que son fruto de la invasión de Ucrania por parte de Putin", ha apuntado Marzà. Según ha explicado, las propuestas consisten en créditos fiscales como están haciendo en Italia; ahorro de impuestos ligados al incremento de precio del gas; activar mecanismos Red o similares; ayudas directas y activar sobre todo también la diplomacia, "porque decisiones geoestratégicas equivocadas de nuestro Gobierno han hecho que se ponen muchas trabas a nuestras exportaciones".

El objetivo principal de Compromís en la visita en Bruselas es el encuentro de Marzà y Baldoví con la Dirección General de Ayudas Estatales a la Competitividad Empresarial, "para propiciar la puesta en marcha de un crédito fiscal favorable a empresas del sector cerámico que implique reducciones de impuestos sobre la base del incremento de la facturación en el abastecimiento de gas natural, como están haciendo otros estados miembros de la Unión Europea".