Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El abogado de un exalto directivo de Divalterra califica la instrucción del Caso Alquería de "montaje, inquisitorial y prospectiva"

Manuel Mata es el último letrado en intervenir en la causa que quedará hoy vista para sentencia tras más de dos meses de juicio

El abogado Manuel Mata, el último de las defensas en intervenir en el juicio del caso Alquería. L.B.B.

Manuel Mata, abogado del exalto cargo de Divalterra, Víctor Jiménez Bueso, ha solicitado la libre absolución de su defendido después de atacar con dureza la instrcción del caso Alquería que ha calificado de "vulneradora de los derechos fundamentales, inquisitorial, en que la instrucción es un fin en sí mismo. La instrucción no es para llevar a juicio a gente. Es para saber", ha señalado en relación a la recopilación de datos personales recopilados por la UDEF durante la instrucción del caso Alquería, que ha investigado los nueve contratos de alta dirección impulsados por la Diputación de València, cuando estaba presidida por el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez.

Mata ha criticado con dureza la instrucción del caso Alquería y otras causas de corrupción de la Comunitat Valenciana. "La Comunitat Valenciana entre 2015 y 2019 es un experimento de un fiscal instructor con todo tipo de competencias amparado por unos instructores legitimistas de eso, jamás como instructores de garantías. Ha pasado en Taula, en Azud, Erial y en todos los que hemos visto", ha asegurado.

Mata ha recordado que en el caso Oltra, la Fiscalía acotaba las fechas y los hechos en los que se puede acceder a los mensajes de correo electrónico que intercambian los acusados así como las fechas de interés. Por eso, ha pedido "a los jueces [que conforman el tribunal que juzga el caso Alqueria, la sección primera de la Audiencia de València] que saquen a ese juez de instrucción que fueron" y reflexionen sobre la legalidad de las pruebas aportadas. "¿Admitirían una querella en la que toda documental que aporta el denunciante son correos que ni es emisor ni receptor ni se le ha puesto en copia. ¿Admitirían que la documental fuera no firmada?", ha preguntado. Y recuerda que durante la vista oral, "cuando se le pregunta a un denunciante sobre la propiedad de los correos responde que formaría parte de una cadena. Además de aportar informes decisivos para las acusaciones que están sin firmar", ha añadido. 

Mata también ha criticado que la policía omita párrafos o correos que beneficia a las defensas. "Eso es vulneración del derecho de defensa. Las pruebas están capadas. Se ha dictado auto de procedimiento abreviado, se nos ha negado información y solo en el juicio hemos visto que estaban capadas".

Además, ha añadido que "da miedo saber que en los dos TB [incautados por la UDEF en la causa] están las contraseñas de todo el mundo, sus redes sociales, sus WhatsApp, la identidad digital de las personas". De todos, ha criticado, menos de los denunciantes y del exdirector de los servicios jurídicos de Imelsa-Divalterra, José Luis Vera, "que han desaparecido". Aunque ha advertido que "dentro de una semana nos van a dar 10 TB de otro procedimiento en el que Vera está investigado" en referencia al caso Azud en el que, ha asegurado, "no nos darán los correos de Vera, porque se verían como se preparó este montaje con el señor fiscal" y dos de los denunciantes del caso Alquería.

Compartir el artículo

stats