Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pleno provincial avala el mayor presupuesto de la historia de la diputación

PP y Cs reprochan que las cuentas son "irreales" y Mompó insiste: "No queremos ser el cajero automático de Ximo Puig"

Pleno Diputación Raquel Abulaila

El pleno de la Diputación de Valencia ha aprobado este miércoles el "mayor presupuesto de los 210 años de historia" de la corporación provincial. Los votos a favor del equipo de gobierno formado por PSPV y Compromís, al que se ha sumado el concejal de la Vall ens Uneix, han sido suficientes frente a los votos en contra de PP, Cs y Vox para dar luz verde a las cuentas para 2023 en las que se prevé invertir 646 millones, un incremento del 9 % respecto al del año anterior.

La cifra "histórica", sin embargo, no ha servido para evitar algunas de las quejas de la oposición pese a que el presidente de la corporación, Toni Gaspar, haya agradecido la "serenidad" del debate y que se apruebe por primera vez en los últimos años en el momento que toca, con más de un mes de distancia para finalizar el año y no habilitando un día extraordinario en plenas vacaciones navideñas.

No obstante, la oposición ha lanzado sus críticas. "No vemos esa vertiente ni histórica, ni provechosa ni revolucionaria", le ha reprochado el portavoz del PP y alcalde de Gavarda, Vicente Mompó, quien ha añadido que las cuentas "son irreales". El motivo de la crítica es la petición de un préstamo de 61 millones para "cuadrar las cuentas porque no le salen". Es, ha indicado, "un 242 % más" que el año pasado.

"Creo que se equivocan", le ha replicado el diputado de Hacienda, Vicent Mascarell, quien ha recordado que es la primera vez en esta legislatura que el PP va a votar en contra de los presupuestos. "Y no ha habido tantos cambios respecto a los tres presupuestos anteriores", ha señalado al tiempo que ha criticado que para estas cuentas no se hayan presentado "ni una sola enmienda" y que este voto en contra se debe más "a que estamos a seis meses de las elecciones".

No ha sido el único reproche de Mascarell hacia el PP. El concejal de Hacienda ha valorado que la diputación concluirá la legislatura "aportando el triple" al Fondo de Cooperación Municipal impulsado por la Generalitat de lo que corresponde por ley. "En este mismo contexto, otra administración provincial reniega del fondo de cooperación municipal con recursos judiciales, frente a ello, nosotros redoblamos nuestro compromiso en un instrumento que vemos ágil y transparente", ha expresado como crítica a la diputación alicantina que dirige Carlos Mazón.

"No queremos ser el cajero automático de Ximo Puig", ha respondido por su parte Mompó quien ha indicado que "nadie nos ha invitado a participar" en este presupuesto. "Así es muy difícil que haya acuerdo y consenso", ha añadido al tiempo que ha sentenciado que espera que el presupuesto sea "histórico" porque sea el "último que diseñen ustedes".

También se ha mostrado crítica con la falta de diálogo la representante de Ciudadanos, Rocío Gil. "No han contado ustedes con nadie, van a aprobar unas cuentas sin consenso ni diálogo", ha expresado. También ha señalado la petición del préstamo de 61 millones y ha criticado que pueden hacerlo porque los años anteriores "han estado obligados a amortizar deuda por su falta de gestión, porque no son capaces de ejecutar". Asimismo, ha reprochado que la prometida oficina de fondos europeos "ni está ni se le espera". 

Sí que ha votado a favor el concejal de la Vall ens uneix, Joan Sanchis, quien ha destacado la aportación de la corporación provincial al Museo Textil de la Comunitat Valenciana. "Es un apoyo decidido que hace posible la segunda fase de ese museo", ha dicho, que se situará en Ontinyent. A este irán destinado medio millón de euros que podrán hacer posible la segunda fase de esta obra que se había retrasado por la subida de precios que había dejado vacía su licitación.

Despedida de Gaspar

La aprobación de los presupuestos ha sido, además, un cierre de etapa para el presidente provincial, Toni Gaspar. "Cierro este ciclo de 12 presupuestos viviéndolos de muchas maneras, y entiendo que si de algo he servido es para mejorar la autonomía de los ayuntamientos e intentar llevar al mínimo la discrecionalidad para repartir el dinero, creo que en eso hemos contribuido todos", ha expresado el presidente de la diputación.

Gaspar ha recordado que lleva desde 2011 en la institución, primero en la oposición, luego a partir de 2015 como responsable de Hacienda y desde 2018 como presidente. "Si hemos mejorado ha sido por las ideas del gobierno, pero también por las de la oposición", ha indicado en un discurso muy alejado de la crispación que se suele ver en política. "Queda mucho por mejorar, será tarea de los que se queden aquí después de las elecciones", ha indicado.

Así, ha agradecido que su último debate de presupuestos "haya sido el más sereno, el más humano y el más normal de 12 años" y que "será la primera vez que aprobaremos en tiempo y forma y entrará en vigor el 1 de enero que es lo que toca".

Compartir el artículo

stats