La consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Isaura Navarro, ha fulminado a su director general de Transición Ecológica, Pedro Fresco. El motivo es el que viene siendo habitual en este agitado departamento y que también acabó con el cese de Mireia Mollà como consellera: las discrepancias sobre las renovables.

Según ha avanzado Valenciaplaza y ha podido confirmar este diario, el pleno del Consell aprobará este viernes la destitución de Fresco al frente de la Dirección General de Transición Ecológica, área para la que fue nombrado por parte de Mollà en 2021. Licenciado en Química, profesor-consultor en la Universidad Internacional de Valencia (Viu) y autor de varios libros, Fresco llegó a este departamento por su conocimiento sobre renovables y es precisamente esto lo que le ha costado el puesto.

El hasta este viernes director general de Transición Ecológica ha sido un firme defensor de acelerar la implantación de las energías renovables y de pedir "valentía" para alcanzar los hitos fijados por Europa, un discurso similar al de Mollà y que, sin embargo, ha chocado con la línea general de Compromís y de la nueva titular del departamento, que han piden más cautela y garantías a la hora de instalar estas plantas.

Las divergencias se han hecho evidentes en los últimos días. De hecho, una de las chispas ha sido su opinión en un artículo publicado por este periódico en el que evidenciaba que el impulso al autoconsumo en los tejados sería insuficiente para llegar a los 6.000 MW en 2030 que marca Bruselas. "Como muchísimo, un tercio, 2.000 MW", defendió Fresco. Su tesis choca claramente con la de Compromís, que al día siguiente presentó su campaña 'Comencem pel sostre', señalando que con la instalación de placas en tejados se podría llegar a 14 GW (14.000 MW).

También causó especial malestar su participación en el acto de Sumar junto a Yolanda Díaz. En su intervención pidió "valentía" para acometer esa transformación energética y reclamó "ir tres veces más rápido de lo que vamos". Su participación se interpretó también como una influencia de Mireia Mollà dentro de la plataforma de la vicepresidencia del Gobierno al lograr situar como ponente a uno de sus colaboradores en la conselleria.

Fresco no es la primera salida de la conselleria después de que se hiciera oficial la destitución de Mollà. También se fueron, aunque en esta ocasión, dimitieron, el subsecretario del departamento autonómico, Alfons Puncel, y la secretaria autonómica de Transición Ecológica, Paula Tuzón, quien exponía precisamente sus diferencias respecto a Compromís en cuanto a los reparos puestos a la instalación de renovables.