Castelló ha amanecido de luto este sábado. No es para menos, pues tres de sus vecinos perdieron la vida la tarde de este viernes al ser atropellados por un conductor ebrio que sigue detenido a la espera de pasar a disposición judicial. La corporación municipal al completo, que ha decretado además tres días de luto oficial, ha guardado tres minutos de silencio en la Plaza Mayor en memoria de las tres personas fallecidas.

La alcaldesa Amparo Marco, acompañada por el equipo de gobierno y oposición, así como el presidente de la DiputaciónJosé Martí, o la delegada del Consell en Castellón, Eva Redondo, ha presidido el acto de recuerdo de las tres víctimas y tras el mismo ha querido dirigirse a los medios de comunicación y a la ciudadanía, asegurando lo siguiente: “Este viernes fue un día muy triste para la ciudad de Castelló. Tres personas, alguna de las cuales iba a bajar la basura o simplemente a comprar tabaco, murieron víctimas de un atropello”.

La primera edil de Castelló ha querido emitir sus “condolencias a las familias en un momento muy duro porque pasarán unas Navidades muy triste, así que queremos mandarles todo el ánimo”. Al mismo tiempo Marco ha señalado también al culpable: “El fatídico accidente está causado por el alcohol; así de claro. Quiero aprovechar para recalcar la importancia de no conducir cuando se bebe, y más ahora que estamos a puertas de la Navidad”. Ha incidido al respecto en que “si se toma una copa lo mejor es utilizar los medios de transporte públicos, un taxi o ir andando a los sitios”.

Por último ha querido también la alcaldesa “agradecer el trabajo de bomberos, Cruz Roja, Policía Local y todas las personas que colaboraron” en un mortal atropello en el que perdieron la vida un hombre de 63 años con iniciales A.G.C, y dos mujeres, F.C.M de 70 y C.A.S de 79 años.