Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fijos de Alzira y Torrevieja no podrán consolidar plaza pese a «tener derecho»

La Abogacía de la Generalitat cree que estos sanitarios sí pueden presentarse a la oposición de estabilización de empleo pero se opone a que sumen como méritos el tiempo previo trabajado en las concesiones y les deja sin opciones

El sindicato CSIF incluyó el baremo de la OPE de consolidación entre sus reivindicaciones en la movilización de esta semana. | LEVANTE-EMV

Podrían presentarse al proceso pero el tiempo trabajado en las áreas de salud privatizadas no les contaría para nada. Esta es, grosso modo, la respuesta dada por la Abogacía de la Generalitat a la pregunta de la Conselleria de Sanidad de si los 2.600 sanitarios subrogados tras la reversión de Alzira y Torrevieja pueden o no presentarse al proceso de consolidación de plazas que facilita la Ley 20/2021 y que en la Comunitat Valenciana ayudará a cubrir de forma fija 9.171 plazas que llevan años ocupadas de forma interina. Por ahora, Sanidad ha decidido dejarlos directamente fuera del proceso, una decisión (entre otras) que propició el no de los sindicatos al primer borrador del baremo.

En el informe de la Abogacía, al que ha tenido acceso este diario, se reconoce que prohibir al personal laboral fijo o indefinido presentarse al proceso "vulneraría su derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos" por lo que concluyen que "no cabría prohibir la participación en estos procesos selectivos al personal subrogado como laboral a extinguir procedente de las concesiones o conciertos sanitarios".

Sin opción pese a tener derecho

Ahora bien, aunque les reconocen este derecho, la Abogacía sí está "en favor de la exclusión de los servicios prestados (por estos sanitarios) en empresas concesionarias o concertadas" lo que en realidad les deja sin ninguna posibilidad ya que en este proceso extraordinario el 70 % de los puntos será por tiempo trabajado y el 30 % se sumará por méritos como formación, investigación o idiomas, entre ellos el valenciano que puntuará el triple que un doctorado según el primer borrador.

Y a esta conclusión, la Abogacía llega amparándose en la "excepcionalidad" del proceso de consolidación ya que incluso recuerda las varias sentencias que amparan que a estos trabajadores se les cuente el tiempo trabajado en áreas privatizadas al menos para puntuar en las bolsas de empleo temporal. Así, el informe incluye un fallo en este sentido a favor de trabajadores de Eresa y Erescanner pero se insiste en que son procesos para puntuar en bolsa y no para acceder a plazas estatutarias ya que en estos casos de acceso al empleo "marcan una esencial diferencia que impide la consideración de igualdad en los servicios prestados". En el informe se concluye que no se puede igualar estos tiempos trabajados porque tampoco era igual la forma de acceso por bolsa unos, por contratación directa otros.

Actualmente, sin embargo, la Conselleria de Sanidad sí tiene en cuenta el tiempo trabajado en concesiones tanto para las bolsas temporales de empleo como para las oposiciones después de que haya recibido varias sentencias en contra avalando esta puntuación. Pese a todo, desde la Abogacía de la Generalitat hacen hincapié en que este procedimiento es "extraordinario" y que ya en las recomendaciones pactadas en la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud se apostó por solo tener en cuenta el tiempo trabajado en plazas que deberían estar cubiertas por personal estatutario como algo "excepcional" enterrando así las posibilidades de estos trabajadores de convertirse en estatutarios.

Cuenta más lo trabajado aquí que en otras autonomías

En este paraguas de la "excepcionalidad" del proceso (que busca rebajar las altas tasas de temporalidad en el empleo público tras una sentencia en contra del Tribunal Europeo) se ampara también la Abogacía de la Generalitat para justificar que el tiempo trabajado en instituciones sanitarias valencianas vaya a puntuar más que el tiempo trabajado "fuera". Según el organismo asesor, al hacerse de igual forma en otros servicios de salud no se consideraría que se estuviera vulnerando el principio de igualdad.

Tanto esta última excepción a la norma general, como la que les prohíbe el acceso a los subrogados, han sido puestas en duda por los sindicatos que ya han advertido que, de salir así configurado el baremo este estaría abocado a los tribunales, complicando esta oposición de consolidación. Porque no solo se deja fuera a los subrogados en Alzira y Torrevieja sino a personal con consideración de fijo en la administración que nada tiene que ver con ellos. Tampoco gustó entre los sindicatos (solo Intersindical aprobó el documento) el que la conselleria fuera a valorar con el triple de puntos el tener el máximo de conocimientos de valenciano que un doctorado.

Menos de un mes para convocar las plazas

La Conselleria de Sanidad está ya en tiempo de descuento para resolver el baremo de méritos rechazado por los sindicatos en mesa sectorial. Tanto la Comunitat Valenciana como el resto de autonomías está obligada a convocar las más de 9.000 plazas que entran en el proceso de consolidación antes del 31 de diciembre, en menos de un mes. Antes de que eso pase, la administración todavía tiene pendiente de sacar su baremo definitivo (en el que ahora se está trabajando y todavía se desconoce si incluirá cambios) y que este pase por el pleno del Consell. Se esperaba que Sanidad pasara su texto al pleno de este pasado viernes pero no ha sido así, por lo que habrá que esperar al próximo viernes 9 de diciembre. Tras ser aprobado tendrá que publicarse con el detalle de la convocatoria de las plazas incluidas. Este es el primer paso de este proceso extraordinario que deberá estar totalmente cerrado, con las plazas adjudicadas para finales de 2025.

Compartir el artículo

stats