Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto Fabra acepta el reto de Mazón y liderará la lista del PP por Castelló

El expresident asegura que la propuesta le ha causado «sorpresa» y la considera un «orgullo»

El expresident de la Generalitat, Alberto Fabra. | FERNANDO BUSTAMANTE

El expresident de la Generalitat Alberto Fabra ha confirmado en una entrevista publicada ayer domingo en El Periódico Mediterráneo, diario del mismo grupo editorial que Levante-EMV, que ha aceptado el reto lanzado por Carlos Mazón para liderar las listas del PP en la provincia de Castelló en las próximas elecciones autonómicas. «No puedo decirle que no. Debo arremangarme e intentar ayudar a que pueda conseguir el gobierno autonómico y el estatal», apunta Fabra en la citada entrevista, en la que además confiesa que la petición del actual presidente autonómico de los populares le ha causado «sorpresa»: «Que tanto tiempo después te digan ‘queremos que nos ayudes’ es un orgullo, implica saber que aún puedes ayudar a que tu partido logre buenos resultados». «Me hizo Carlos Mazón esta propuesta, que acogí con sorpresa y asumo con orgullo y responsabilidad», aseguró.

Fabra insistió en que se considera «un político de la vieja escuela y no me gusta cómo algunos entienden hoy la política». En ese sentido, apuntó que, de cara a la próxima campaña electoral, él es «más de escuchar propuestas, escuchar a la gente y el compromiso de que lo que digas que vayas a hacer puedas hacerlo después». «Creo que ir diciendo a la gente lo mal que lo está haciendo otro no va a convencer a nadie», lanzó el expresident, que señaló que su objetivo es «aprovechar las elecciones para ser pedagógicos y hacer políticas en positivo».

Preguntado por su experiencia como president de la Generalitat, donde estuvo en el cargo desde 2011, cuando asumió la responsabilidad tras la dimisión de Francisco Camps -imputado entonces por el caso Gürtel- hasta el 2015, Fabra defendió que lo que intentó en su día «en unas circunstancias muy complicadas» es lo que él entiende «que debe hacer la Administración, que no puede quedarse con los brazos cruzados», al tiempo que criticó que actualmente la Comunitat Valenciana «ha perdido una oportunidad» y adujo que «Andalucía nos ha adelantado a la Comunitat en aportación del PIB». «Hay que abordar proyectos significativos que son los que transforman las ciudades. En Castelló, para convencer debemos ponérselo fácil al sector cerámico, y también a todos los demás, y al turismo», apuntó.

Respecto a las «líneas rojas» trazadas en su partido cuando él gobernaba contra la corrupción, Fabra argumentó que «aquellos años eran muy complicados y todo el mundo nos señalaba». «Si había personas que habían hecho cosas que no merecíamos, fuera», justificó.

Principios «innegociables» con Vox

En cuanto a la necesidad de pactar con Vox para formar gobierno, Fabra confesó que «hay cosas que aún siendo necesarias son incómodas», aunque precisó que opina que «hay que dejar las cosas muy claras»: «Hay algunas cosas que no se pueden admitir. Por ejemplo, se ha luchado mucho por la igualdad de género en estos últimos años entre todos, y el PP también ha contribuido, y no se puede dar ni un solo paso atrás. Otros aspectos son el europeísmo, las comunidades autónomas, el entender que gracias a la inmigración que ha venido de fuera, ordenada, eso sí, hemos podido avanzar en nuestra economía y no hay que demonizar al inmigrante solamente por venir de fuera», indicó. «Eso de que vale más barco sin honra que honra sin barco no va a estar encima de la mesa. Aquí no se trata de gobernar sabiendo que te traicionas a ti mismo», defendió Fabra, que reivindicó su apuesta por un «Partido Popular moderado, de Estado» e insistió en que esos principios «son innegociables».

Compartir el artículo

stats