El primer objetivo de Enrique Benavent (Quatretonda, 1959) es resituarse en su tierra, la Comunitat Valenciana, después de 8 años como obispo de Tortosa. El segundo es acercarse a la gente, visitar una a una todas las parroquias. «Mi prioridad es 'retrobarme' con la gente, resituarme, porque yo soy de aquí.Después vienen otros restos, como que haya una presencia evangelizadora muy clara. Me gustaría que todos sintiéramos la Iglesia como una realidad que esta cerca de las personas», explicó el nuevo arzobispo de València en el colegio Jesús-María de la ciudad, donde recibió a las autoridades civiles y pernoctó anoche como es tradición en los relevos en la archidiócesis. Allí durmió Santo Tomás de Villanueva en 1544, cuando el colegio era el Convento del Socorro, al encontrar cerradas las puertas de las Torres de Quart.   

En las puertas del colegio le recibieron, entre otros, Jorge Alarte, secretario general del PSPV, en representación de la Generalitat, y el expresidente del Consell Francisco Camps, como un ‘molt honorable’ vitalicio más. Ambos dialogaron en privado con el arzobispo, aunque hubo cierto recelo por parte de la institución a la hora de dejar tomar la instantáneas. No hubo problema con Alarte; sí lo hubo con el exdirigente del PP valenciano. 

Jorge Alarte (PSPV) y Enrique Benavent. Germán Caballero

En ese afán de estar cerca de los feligreses, Benavent quiere que se le recuerde como «un arzobispo que estima la diócesis. En Tortosa visité todas las parroquias. Aquí no sé si será posible, pero quiero estar cerca de todas ellas», dijo. 

Punto y aparte con Cañizares

¿Cómo será la nueva etapa de la archidiócesis de València tras el adiós de Cañizares? ¿Benavent será continuista? «Al final nosotros predicamos el Evangelio, sus valores, y no podemos anunciar otra cosa. Esas catalogaciones de si voy a ser consevador o no son vistas desde fuera. Yo he sido profesor de religión y desde mi comprensión de la fe modelo mi forma de pensar. Pienso desde la fe. Intento ser coherente con ella y luego cada uno tiene su estilo personal. Eso es algo que pasa en las parroquias», afirmó Benavent en la rueda de prensa que ofreció antes de la misa que ofreció en la capilla de Nuestra Señora del Socorro del colegio en la víspera de su toma de posesión de hoy. 

Decimos sí a la vida, a las personas, y por eso decimos ‘no’ a algunas cosas"

«Cuidar las instituciones educativas» como vía para llegar a la sociedad es otro reto del nuevo arzobispo. «Quiero que expliquemos las razones de porqué la Iglesia no piensa como una gran parte de la sociedad, explicando bien las razones. Sí a la vida, a las personas, y por eso decimos ‘no’ a algunas cosas», dijo Benavent, que aboga por recuperar percepciones perdidas. «Recuerdo que antes era un honor para las familias tener un hijo sacerdote. Ahora eso no está valorado. Hemos de cuidar también las instituciones educativas, porque la Iglesia las necesita para llegar a la sociedad», dijo.

El posicionamiento de Benavent sobre los casos de abuso sexual en la Iglesia son de optimismo. «Hay una comisión y es muy difícil que ahora pueda pasar. En Tortosa ha estado inactiva desde que la creamos».