Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP lanza una ofensiva energética contra el Botànic por el "colapso" en renovables

Los populares solicitarán una investigación al Síndic de Greuges y presentarán una denuncia ante la Inspección General de Servicios por el "bloqueo" a la instalación de plantas fotovoltaicas

Carlos Mazón, en una intervención en la sede del PPCV. Francisco Calabuig

Cuando se cumple una semana de la destitución de Pedro Fresco como director general de Transición Ecológica (el último capítulo de la batalla que se libra en el seno de Compromís sobre su política energética), el PPCV ha decidido pasar al ataque contra el Consell por su gestión de las renovables. Lo ha hecho siguiendo las pautas habituales, personalizando la ofensiva en el president Ximo Puig y realzando la división en el tripartito de izquierdas.

El líder de los populares valencianos, Carlos Mazón, ha anunciado este viernes de una tacada tres acciones que su partido va a desplegar en paralelo para tratar de desgastar al Consell en un contexto de crisis energética: presentará un recurso ante el Síndic de Greuges para que investigue el "colapso" en la resolución de expedientes de instalación de plantas fotovoltaicas, denunciará ante la Inspección General de Servicios la "falta de diligencia" en ese mismo proceso y exigirá responsabilidades políticas en las Corts a través de una proposición no de ley.

Mazón ha defendido la necesidad de estas iniciativas ante lo que ha considerado un "posible bloqueo político" a la instalación de placas solares por parte de Compromís, a quien ha acusado de realizar "purgas" entre aquellos partidarios de acelerar el despliegue de plantas fotovoltaicas, y ante la "pasividad" de Puig, a quien ha situado como máximo responsable de que la Generalitat acumule "350 proyectos paralizados".

Riesgo económico

"Más de 5.000 empleos están esperando poder ponerse en marcha y más de 6.000 millones de euros de inversión no se están desarrollando", ha lamentado Mazón, que ha considerado que "lo más grave" es que "se está jugando con posibles indemnizaciones que pagaremos todos de alrededor de 1.000 millones de euros".

El alicantino ha ido más allá de las licencias para la instalación de plantas fotovoltaicas y ha recordado otros asuntos que asimismo ponen en "jaque energético" a los valencianos. Así, se ha referido a las "160.000 personas a las que la Generalitat ha dejado en la estacada con el olvido impresentable del bono energético de 2020", ha recordado que "la cerámica de Castelló" sigue abandonada "por Puig y Sánchez" y ha cargado contra el PSPV por "poner en peligro otra vez" la gigafactoría de Sagunt con el rechazo a la planta para surtir de energía a Volkswagen.

Compartir el artículo

stats