2 Billetes de Tren GRATIS Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis de Vox se agrava: nuevas dimisiones en Bétera y Barx y tambores de guerra en Alzira

Todo el grupo del municipio de la Safor y otros dos miembros del partido en la localidad de Camp de Morvedre se suman a la ola de bajas

Carlos Flores junto a Gil Lázaro y otros líderes de Vox tras ser designado candidato a la Generalitat.

Gandia, Sollana, Guardamar de la Safor...y ahora Bétera y Barx. Lejos de contenerse, la sangría de dimisiones de Vox parece ir a más en la provincia de Valencia, donde numerosas agrupaciones locales se están rebelando contra la nueva dirección provincial, presidida por Ignacio Gil Lázaro. Todos se van criticando su gestión y acusándole de imponer a candidatos próximos a su persona por delante de equipos ya consolidados. Además de las salidas confirmadas, numerosas fuentes consultadas anuncian que el goteo va a continuar y apuntan a Alzira como una de las plazas donde puede ser inminente que explote otro conflicto interno.

Según ha podido saber este diario, en Barx ha presentado la dimisión el coordinador local, José Luis Devesa, y todo el equipo municipal compuesto por otras diez personas. Todos prevén igualmente darse de baja como afiliados, lo que puede complicar a Vox presentar listas en la localidad, donde en las últimas generales fue la segunda fuerza más votada.

Devesa, que llevaba seis años al frente del partido de extrema derecha en esta localidad de la Safor, replica la misma línea argumental que los dimisionarios de Gandia o Sollana y asegura que su salida se debe al "cambio de rumbo" que ha experimentado la formación tras la llegada de Gil Lázaro. "Desde que entró, ha tirado por tierra todo el trabajo de un año a dos meses de las elecciones. Parece que quiera fulminar a los pueblos", lamenta.

Devesa también se marcha con críticas al nombramiento de Carlos Flores, condenado por violencia machista, como candidato de Vox a la Generalitat. Entiende que todo forma parte del "mismo problema": el ascenso de Gil Lázaro a la dirección provincial. "Ese señor (Flores) no representa los valores de Vox. No es el candidato más apropiado y se lo advertimos a la coordinadora de zona", entonces Sonia Sánchez, que también ha presentado su dimisión.

Dos nuevas bajas...y más en camino

En Bétera, por su parte, se han dado de baja otros dos miembros del equipo municipal de Vox: Juan Carlos Miguel Hernández (coordinador local) y Carlos Miguel Carrasco, ambos incluidos en la lista del partido ultra en las elecciones de 2019. Según el correo electrónico remitido al partido y al que ha tenido acceso este diario, los dos se apartan del partido porque la dirección provincial "no respeta" su "trabajo y dedicación" y se sienten "menospreciados".

Además de las salidas ya registradas, el conflicto puede ir a más y muchos apuntan a Alzira como punto caliente. Allí se dio de baja la coordinadora Sara Blanco, si bien su salida no es atribuible a la crisis interna sino a motivos de salud. Ella misma lo aclara a este diario, asegurando que Gil Lázaro es un político de "prestigio" que merece su "absoluta admiración" y niega que su adiós tenga nada que ver con la situación orgánica.

Pero en esta localidad está pendiente que los ultras designen candidato y suena con fuerza Ricardo Belda, miembro de la ejecutiva provincial y a quien muchos atribuyen el nombramiento que desató la crisis de Gandia. De confirmarse, anuncian "un buen lío", ya que relegaría al actual líder de Vox en el municipio, Bernardo Costera.

Ramificaciones en l'Horta

Las fugas de Vox se concentran en la Safor y la Ribera, pero la crisis por los 'dedazos' de Gil Lázaro empieza a ramificarse y ya alcanza l'Horta. No ha habido dimisiones, pero sí mucho malestar en Sedaví y Torrent por el mismo tema: los líderes locales han quedado relegados por caras nuevas.

La portavoz municipal de Vox en Sedaví y candidata de 2019, Juana Aguado Nieto, también ha sido apartada del proceso de elección del cabeza de lista por el partido. La formación no ha contado con ella ni para el proceso de designación ni de elaboración de la lista.

En Torrent, donde la formación de ultraderecha tiene dos ediles, que logró en 2019, Salvador Benlloch Pascual y Antonio José Martínez Moreno, el partido ha sorprendido a la propia militancia al obviar su tarea en el consistorio estos cuatro años y nombrar a dedo como candidato a Guillermo Alonso del Real Barrera, sevillano que actualmente reside en Torrent y trabaja para una consultora de negocios. El colectivo ya había vivido una crisis con la marcha de afiliados el año pasado, que ahora se ha agravado tras la designación del cabeza de lista.

El Comité Ejecutivo Provincial de Vox Valencia. Levante-EMV

Compartir el artículo

stats