«El lago de l’Albufera no necesita mayor protección jurídica, sino más recursos»

El Consell Valencià de Cultura concluye que el parque natural cuenta con suficiente blindaje y su situación es muy distinta a la del Mar Menor

Los flamencos han nidificado por primera vez este año en las zonas de reserva del lago.

Los flamencos han nidificado por primera vez este año en las zonas de reserva del lago. / | EFE/JUAN CARLOS CÁRDENAS

Minerva Mínguez

Minerva Mínguez

El lago de l’Albufera no requiere de una personalidad jurídica propia como el Mar Menor. Esa es la principal conclusión del último informe elaborado por el Consell Valencià de Cultura (CVC), que llevaba meses explorando la posibilidad de un mayor blindaje del espacio protegido. La situación física, la propiedad y el carácter antrópico de uno y otro espacio «son muy diferentes», vienen a concluir los expertos a los que ha dado voz el órgano consultivo de la Generalitat Valenciana. Como se recordará, el CVC ya emitió hace solo unos meses un informe sobre el estado ecológico de la laguna somera no exento de polémica por el enfrentamiento entre varios miembros al no incluir las afecciones del Puerto de València sobre el humedal.

Fue Vicente González Móstoles, vocal del CVC, el que impulsó en octubre de 2022 la posibilidad de profundizar sobre el mejor régimen posible de salvaguarda para el humedal.Una comisión previa, que contó con la participación de José María Baño León (Derecho Urbanístico), Ignacio González Varas (Bienes Culturales), Juan Ors Martínez (Biología) y Teresa Vicente Giménez (Filosofía del Derecho), ha venido a dictaminar que seguir los pasos del Mar Menor no iba a cambiar nada. «Iba a ser hacer más ruido que otra cosa», apuntan fuentes del CVC a Levante-EMV.

La entrada de agua de calidad se ha traducido en una mayor transparencia de l'Albufera.

La entrada de agua de calidad se ha traducido en una mayor transparencia de l'Albufera.

Cabe recordar que Teresa Vicente fue una de las promotoras junto a un grupo de juristas, científicos y activistas de la Iniciativa Legislativa Popular para que se reconociera la personalidad jurídica de la laguna murciana y conferirle derechos propios.

Mayor financiación

Así pues, hubo consenso en que avanzar por esa vía aportaría contenido simbólico y poco más. «L’Albufera ya cuenta con muchas figuras de protección, el problema es la insuficiencia de recursos técnicos y de financiación», explicaba ayer González Móstoles. El informe, aprobado por unanimidad aunque a falta de algunas correcciones lingüísticas, se hace eco de la particular idiosincrasia del Parc Natural de l’Albufera, así como la necesidad de que todas las administraciones aúnen esfuerzos y trabajen de forma coordinada en pro del enclave.

El informe ahonda en la necesidad de que todas las administraciones aúnen esfuerzos

Aunque los datos de aves invernantes y la nidificación de flamencos por primera vez invitan al optimismo, los biólogos reclaman cautela. La extensa ‘perellonà’, por el caudal ambiental del Júcar y también del sistema Túria, ha contribuido a una eclosión de la flora y fauna. Sin embargo, colectivos ambientales como SEO Birdlife y Acció Ecologista Agró inciden en que aunque l’Albufera ha progresado mucho para revertir el colapso ambiental de los años setenta, quedan inversiones pendientes para frenar los vertidos.

Suscríbete para seguir leyendo