Paremos estos titulares

Sin perspectivas de lluvia, la sequía se agudiza en más de media España

Sin perspectivas de lluvia, la sequía se agudiza en más de media España

Jorge Olcina

Llevamos unos meses de sobresalto en sobresalto atmosférico y algunos medios de comunicación y agencias de prensa, están aprovechando esta circunstancia para difundir titulares en tono de cataclismo. “Se acerca una bomba térmica a finales de mes”, “El verano más infernal de todos los tiempos llega este año a España”, “España se seca”…Unas frases que invitan a abandonar nuestro país, a refugiarse no sabemos bien donde. Lo que antes era una anécdota de algún medio sensacionalista, ahora es costumbre en medios de comunicación considerados serios, rigurosos. Estos titulares van en contra del rigor de la ciencia atmosférica y terminan por desprestigiar tanto al medio que los publica como al emisor de estos mensajes. Algunos medios prefieren el titular llamativo que lanzan cabañuelistas o conspiranoicos atmosféricos, que el mensaje ponderado y nada llamativo de la ciencia atmosférica. Pero claro esto último no vende. Tenemos el compromiso ético de parar este tipo de mensajes, de hacer ver a los medios de comunicación con los que tengamos contacto que esta no es la manera de difundir las noticias del tiempo y clima. Y en ningún caso podemos caer en esta dinámica perversa. Y es que tal como está evolucionando el proceso de calentamiento climático, de una forma cada vez más preocupante, y tal como está interfiriendo en la génesis de tiempo diarios de rango extremo, cada vez de forma más frecuente, corremos el riesgo de pervertir la comunicación de las noticias de tiempo y clima fomentando un sensacionalismo absurdo y ajeno al rigor de la ciencia que nos exige la coyuntura climática que estamos viviendo. Por tanto, queridos amigos de la comunicación y divulgación científica de las cuestiones atmosféricas, entre todos debemos parar estos titulares llamativos, exagerados e inciertos. Por el bien de la ciencia y de la sociedad. Nos jugamos mucho.