Todavía se están calculando los daños provocados por las tormentas de granizo que el domingo barrieron la provincia de Valencia y la Aemet alerta de la llegada inminente de otra Dana la Comunitat Valenciana. La previsiones son igual de graves, tanto que la Agencia Estatal de Metereología ha decidido ampliar la alerta de lluvias localmente fuertes a zonas del territorio donde ayer estimaban que no iban a verse afectadas por estas tormentas.

Los nuevos modelos con los que trabajan los metereólogos consideran que el tren de tormentas empujada por la vaguada de aire frío afectará no solo a la provincia de Alicante, tal como estaba previsto, sino también a la de Valencia a partir de la tarde del martes. Por eso, la Aemet ha decidido poner en alerta amarilla por fuertes lluvias y granizo a toda la provincia de Alicante y además el interior sur de la de Valencia y todo el litoral de Castellón y también de Valencia.

Aunque este tipo de fenómenos son imprevisibles, la alerta del Aemet prevé lluvias muy fuertes que podrían superar los 20 mm de agua y, además, no descarta que las trombas vayan acompañadas de granizo, como ya sucedió el fin de semana cuando se registraron fragmentos de pedrisco del tamaño de pequeñas pelotas de ping pong tanto en Requena como en la comarca del Camp de Morvedre.

Para el próximo miércoles, la Aemet mantiene los avisos por lluvias muy fuertes en el sur de la Comunitat Valenciana, con toda la provincia de Alicante en alerta, y también el litoral de Castellón y Valencia.