El Consell prevé recaudar 1.000 millones más en impuestos que el Botànic

El proyecto de presupuestos incorpora unas estimaciones al alza en cuanto a los ingresos por IRPF e IVA que compensaría holgadamente los cerca de 200 millones menos por la bonificación de Sucesiones y Donaciones

Arcadi España (PSPV) y Ruth Merino, actual consellera de Hacienda, el día del traspaso de carteras

Arcadi España (PSPV) y Ruth Merino, actual consellera de Hacienda, el día del traspaso de carteras / Germán Caballero

Mateo L. Belarte

Mateo L. Belarte

Además del importante aumento que se espera de los fondos del Estado, el otro gran foco de ingresos llega, sorpresivamente, en el apartado fiscal. Según las previsiones del Consell recogidas en el proyecto de presupuestos, el Ejecutivo de Carlos Mazón espera recaudar más de 16.000 millones entre impuestos directos e indirectos, más de 1.000 millones (7,3 %) por encima de lo contemplado por el Botànic para este curso.

La bonificación de Sucesiones y Donaciones rebaja la previsión de recaudación por estas tasas a la mitad (de 401 a 179 millones), pero el repunte en otros tributos, sobre todo IRPF e IVA, compensaría holgadamente esa caída y generaría 1.300 millones extra de ingresos públicos. En concreto, el nuevo Consell confía en recaudar 6.126 millones de euros por el impuesto sobre la renta frente a los algo menos de 5.400 millones presupuestados por el Botànic (a septiembre se habían ingresado 4.666 millones por esta vía), una previsión para la que debería mantenerse la espiral inflacionista.

Dentro de los impuestos directos, también se prevé recaudar unos 20 millones más por Patrimonio. En cuanto a los gravámenes indirectos, hay previstos casi 5.500 millones de ingresos por el IVA, casi 700 millones por encima del ejercicio en curso pese a las deducciones que incorpora la ley de acompañamiento de los presupuestos aprobada por el propio Consell, unas perspectivas que implican confiar en una importante reactivación económica. Con el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos sí se espera una caída de la recaudación de unos 200 millones. 

Suscríbete para seguir leyendo