Los alumnos levantan la acampada propalestina y abandonarán hoy el edificio ocupado

Desde la plataforma, anuncian que es el inicio de su acción política para aumentar la presión social

Consideran que su acción ha sido "insuficiente" y califican la posición de la UV como "inaceptable"

Lluís Pérez

Lluís Pérez

La Acampada UV pone fin al encierro en la universidad de Filosofía y Ciencias de la Educación que comenzó en la madrugada del jueves, como una medida de aumentar la presión hacia la Universidad de València (UV) en busca de un posicionamiento del centro contra el genocidio de Israel al pueblo palestino. A lo largo del día de hoy, el alumnado retirará las barricadas en los accesos al edificio y lo desalojará, de modo que el edificio podrá retomar su actividad; y, además, la asamblea de estudiantes ha decidido levantar la acampada instalada en el jardín del campus de Blasco Ibáñez desde hace 19 días.

Sin embargo, esto no significa que su lucha finalice y anuncian una serie de acciones políticas para seguir aumentado la presión a la universidad con el objetivo de que esta deje de “ser cómplice” y corte vínculos con empresas que financian al estado de Netanyahu. “Seguiremos luchando hasta que la universidad nos escuche y haga lo que puede contra el genocidio, que no lo está haciendo”, han explicado los representantes de la asamblea en una rueda de prensa en la que han comunicado el fin del encierro. Y han añadido: "Nos tienen miedo y tenemos la capacidad de movilizar al alumnado de esta universidad".

La primera de estas acciones será sumarse la manifestación en favor de Palestina que se celebrará el domingo 19 de mayo, a las 12.30 horas, en la calle Xàtiva de València, dentro de la convocatoria estatal de la Palataforma Solidaria con Palestina. Sin embargo, solo será el principio de una serie de reivindicaciones que deberán decidir y diseñar en la asamblea aunque no han querido concretar qué tipo de acciones podrían llevar a cabo en el futuro y no han negado la posibilidad de atrincherarse en nuevas ubicaciones en el futuro.

Los representantes de la Acampada UV han querido alentar a sus compañeros acampados en la UPV y en la UJI de Castelló, que comenzaron sus protestas el pasado lunes. "Tienen todo por pedir y luchar para seguir presionando a sus universidades para que dejen de ser cómplices de esta masacre sistemática", afirmaban.

Sin acuerdo con la universidad

El levantamiento de la acampada es consecuencia de la falta de entendimiento con la universidad y alegan que "no ha sido suficiente" para conseguir que la Universidad de València corte todas sus colaboraciones con Israel, aunque la rectora Mavi Mestre aseguraba ayer en la cadena Ser que no hay "ningún tipo de acción ni convenio con universidades de Israel" y que la única conexión que se le ocurría era "que hay proyectos concedidos por la Unión Europea en las que participan 20 o más universidades". Pero el alumnado ha denunciado hoy las conexiones de la universidad con empresas informática y entidades bancarias que desarrollan proyectos en suelo israelí.

Asimismo, han calificado de "simbólica" la propuesta de la universidad de hacer "una recomendación" a los docentes investigadores. "La posición de la universidad es inaceptable e incomprensible -, aseguraban- porque no implican ningún cambio en comparación al sufrimiento del pueblo palestino".

La propuesta les llegó en la jornada de ayer, cuando se personaron en la acampada el vicerrector de profesorado Ernest Cano o la decana de Filosofía, Elena Cantarino, para dialogar con los acampados, pero el alumnado ha dado por rotas las negociaciones y el diálogo con la dirección de la universidad, después de que ayer no firmaran las reivindicaciones que les presentaron.

La acampada UV no ha conseguido su objetivo, pero la rueda de prensa ha finalizado con un aplauso generalizado por parte de los cerca de 40 estudiantes presenten y multitud de abrazos entre ellos. "Hemos hecho historia", comentaban algunos de ellos, mientras que otros se congratulaban por haber recibido el apoyo de la sociedad valenciana y del personal de la universidad. "Que los propios trabajadores nos hayan mostrado su desacuerdo con la postura del centro, que se avergonzaban, ha significado mucho", relataban. E incidían: "Vamos a continuar, cada día con más presión, cada día más combativos, cada día más inconformistas".

[object Object]

En Levante-EMV estamos trabajando para completar esta información, en unos instantes podrás leer la noticia completa. Puedes compartirla con tus contactos, que recibirán la noticia actualizada con la última versión.

Además, si todavía no recibes las alertas de última hora en tu móvil para conocer la información antes que nadie, puedes inscribirte de forma sencilla y sin ningún coste pinchando aquí. Toda la información actualizada de forma constante en la web del diario, así como en las redes sociales del mismo: Facebook, Twitter e Instagram.